Es la tercera vez en lo que va del año que ingresan al predio de la Escuela de Fútbol San Pedro, roban y causan destrozos. El primer hecho se produjo en enero, cuando delincuentes rompieron los baños.

Por su parte, el fin de semana pasado no sólo se adueñaron de lo que no les pertenece, sino que además provocaron daños prácticamente irreparables en el actual contexto económico que atraviesan las instituciones. En este caso, desconocidos ingresaron al predio, rompieron puertas y finalmente huyeron con toda la instalación eléctrica. Pero como si eso no alcanzara, también incendiaron las paredes recientemente pintadas por la entidad, provocando importantes pérdidas materiales.

Y sumado a esto, hace menos de 48 horas intentaron robar el portón de ingreso al campo de juego. Si bien los delincuentes no lograron su cometido, se encargaron de generar otro importante daño.

En diálogo con LUJANHOY, el presidente de la Escuela de Fútbol San Pedro, Javier González, contó que “es la tercera vez en el año que nos pasa, en el incidente anterior, en enero, nos rompieron los baños y tuvimos que reponer los inodoros”.

Y esta vez fueron por más. Sobre los recientes hechos, sostuvo que “el fin de semana no solo nos han robado toda la instalación eléctrica, sino que nos incendiaron las paredes que habíamos pintado hace poco”.

“No realizamos la denuncia porque es en vano, ya que todos los años tenemos mínimos tres sucesos así. Hemos estado reunidos con gente del Municipio y Seguridad y nos han prometido alarmas y luminarias, pero hace dos años y todavía nada”, sostuvo González indignado.

Por último, agregó que “hoy por hoy, que pasen estas cosas, cuesta el doble porque la problemática que viven las escuelas en estos tiempos es que no tienen ingresos para poder afrontar este tipo de situaciones. Y empezar de cero se nos hace muy difícil”.

A pesar de la impotencia y el dolor, este jueves pusieron manos a la obra y comenzaron a soldar todas las puertas.

Otras instituciones víctimas de la inseguridad

Escuela de Fútbol del Club Platense. En lo que va de 2020, la institución sufrió cuatro robos. El último había sido el 8 de este mes, cuando se llevaron diversos objetos de valor y causaron importantes destrozos. Pero este miércoles, volvió a ser víctima de la inseguridad. “Esta vez se llevaron lo único de gran valor que teníamos: un freezer. Y después, rompieron de vuelta los candados”, señalaron con indignación.

Escuela de Fútbol Juan XXIII. El domingo pasado sufrió su segundo robo en apenas tres meses. En este caso, tal como publicara también este medio, los delincuentes entraron por el techo, luego forzaron puertas y una vez adentro del baño provocaron graves daños y robaron inodoros, mochilas, lavatorios y mingitorios.