En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio y como medida preventiva para evitar la propagación de coronavirus, el gobierno municipal dispuso a principios de junio que todos los comercios cierren a las 18 hasta el 31 de julio. A días de cumplirse el plazo señalado, desde el espacio político Jóvenes PRO solicitaron mediante una nota al intendente Leonardo Boto que “los comercios puedan elegir abrir en sus horarios normales”.

“Consideramos que la medida produce una mayor concentración y circulación de personas en horarios que antes no se producían, ya que entendiblemente algunos comercios tuvieron que optar por horarios de corrido ante la necesidad de generar ventas”, señalaron desde el espacio.

Además, destacaron que “la medida tomada no ha cumplido con los resultados buscados por el Municipio y atenta contra la libertad de comerciantes y emprendedores que no pueden disponer de los horarios de apertura de su propio local”.

En ese sentido, Jóvenes Pro Luján solicitó que “cada comerciante tenga libertad de elegir en qué horario encontrarse con atención al público y que desde el estado municipal se divulguen los métodos de prevención y protocolos a tener en cuenta según los rubros y dimensión de los locales”.

Por último, sostuvieron que “dado el vaciamiento de las calles de la ciudad ha aumentado la inseguridad en determinados horarios y lugares”.