Municipales en Movimiento es una nueva agrupación de trabajadores que reclama por sus salarios y sus condiciones laborales y se conformó ante el rechazo que generaron los últimos acuerdos alcanzados entre el Ejecutivo municipal y los representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales, el Sindicato de Empleados Municipales y la Asociación de Trabajadores del Estado.

En ese marco, los 65 agentes de las distintas áreas que en estos momentos conforman Municipales en Movimiento, presentaron una nota dirigida al intendente Leonardo Boto, a las secretarías de Economía y Gobierno y a la Dirección de Recursos Humanos en la que solicitan una reunión para abordar una serie de reclamos laborales.

En primer lugar, mencionaron que “el incumplimiento del acuerdo colectivo de trabajo celebrado el 19 de septiembre de 2019” y añadieron que “a pesar de los múltiples rechazos por parte de las bases de los distintos sectores municipales sobre las propuestas de fraccionar nuestros salarios, y ante una segunda acta acuerdo modificada nuevamente entre representantes gremiales y el Poder Ejecutivo actual, nos vimos perjudicados en nuestros derechos adquiridos y más grave aún la pérdida de poder adquisitivo de una manera exagerada”.

A su vez, remarcaron que además de que “los trabajadores municipales tienen considerable riesgo al cumplir sus tareas diarias en su puesto de trabajo, arriesgando la salud de sus familiares con quienes conviven”, se suma “el 70 por ciento de inflación que traemos sobre nuestras espaldas en el último año, siendo los más afectados los agentes municipales pasivos, nuestros jubilados”

En tanto, para argumentar su “disconformidad”, solicitaron al intendente que “tenga a bien recibirnos en forma cordial para tratar los siguientes temas: recomposición salarial con base de inflación enero 2020 de forma remunerativa, reincorporación de los trabajadores en el servicio de recolección de residuos y frenar la tercerización de servicios”.

Por su parte, en diálogo con LUJANHOY, el recolector Diego Cerdeiro manifestó que “la situación de nosotros es bastante complicada porque no tenemos aumento al sueldo básico desde julio de 2019. Y esta medida afecta a los jubilados municipales, que hace más de 13 meses que no tienen aumento de ningún tipo. Nosotros tendríamos que estar cobrando el 25 por ciento desde el primero de enero, pero se rompió el acuerdo paritario y nos quedamos sin nada”.

En ese sentido, apuntó que “este mes nos dieron el 5 por ciento al básico y sin abrir paritarias para este año. Por eso se formó ‘Municipales en Movimiento’, en desacuerdo con el Ejecutivo y con los gremios principalmente”.

Y añadió: “Estamos en una lucha en la que están involucradas más de 65 personas de distintos sectores, los cuales nos estamos organizando para que nos escuchen. Necesitamos ser escuchados porque hay reclamos de toda clase: nos deben horas extras del año pasado, con el personal de salud del hospital hay deudas de todo tipo y tanto los jubilados como los empleados municipales perdimos el poder adquisitivo”.