Desde este lunes se podrán realizar deportes individuales al aire libre. Así lo anunció en la semana el gobierno bonaerense. En ese contexto, se autorizó el protocolo para el desarrollo de las actividades, incluyendo su práctica en clubes e instituciones públicas y privadas y polideportivos. Pero se deberá cumplir con una serie de recomendaciones en contexto de la pandemia difundidas por la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, que incluye protocolos sanitarios para realizar la actividad en forma segura.

En este sentido, las actividades solo se podrán realizar al aire libre y de lunes a viernes, de modo de evitar las aglomeraciones de los fines de semana. En ese contexto, excepto los deportes federados, las disciplinas que se puedan practicar serán de modo amateur junto a profesores e instructores.

A raíz de esto, este sábado los dueños de los centros deportivos y profesores de educación física, con el objetivo demostrar su responsabilidad con los nuevos desafíos para combatir el Covid-19, se reunieron en la Municipalidad con el secretario general de la Intendencia, Abel Rauch, y el director de Deportes, Gustavo Santillán, para empezar a darle forma a la reapertura de las actividades deportivas individuales a partir de este lunes.

Al respecto, explicaron que “veníamos hablando desde el inicio de la pandemia en trabajar en forma conjunta y responsable para la reapertura de las actividades. Y con la publicación del nuevo protocolo de retorno deportivo, que llegó desde la Provincia de Buenos Aires, dialogamos con las autoridades municipales para adaptarlo a la realidad del partido de Lujan”.

En esa línea, detallaron que el protocolo “nos permite comenzar a realizar actividades al aire libre, siempre en el el marco de las medidas de bioseguridad, con grupos muy reducidos, en forma aislada, sectorizada, lejos de los lugares de comunes de esparcimiento social y supervisadas por los profesores”.

En principio, el regreso a los entrenamientos será en grupos reducidos de entre 4 y 6 personas. Pero además, se estableció que el Parque San Martín y la Plazoleta Antigua Esstación Basílica no serán ocupados por los profesores, para priorizar lo social y dejar esos lugares especialmente para el ocio del resto de la población.
“Buscaremos lugares alternativos para la práctica al aire libre, entendiendo esta acción como modo esparcir las actividades y no aglomerar a la gente que concurre a estos espacios que son muy populares”, sostuvieron.

Y agregaron que “este es un avance muy positivo de cara a lo que se espera para las próximas etapas, y donde ya estamos trabajando en adecuar y preparar los espacios con los protocolos para lugares cerrados. Esperamos las nuevas fases para poder arrancar pronto, cuidar a los trabajadores y nuestros clientes. Queremos demostrar que somos capaces de hacer las cosas muy bien, y para cuando tengamos el permiso de poder empezar, tener la tranquilidad de que los gimnasios de Luján son seguros y no son foco de contagios”.