En los últimos días se conectaron y pusieron en funcionamiento las luminarias instaladas en el bypass de Autopista 5. Fue “tras las gestiones realizadas por el intendente Leonardo Boto”, señalaron desde la Comuna.

Y agregaron que “la iluminación del tramo era una deuda pendiente con los usuarios de la ruta desde su inauguración, así como un viejo reclamo de los vecinos de los barrios Luna, Parque Lasa y Americano, por las condiciones de inseguridad que generaba”.

En este sentido, el intendente había llevado el pedido al subadministrador general de la Dirección Nacional de Vialidad, Alejandro Urdampilleta, en el marco de la reunión que mantuvieron en febrero pasado.

“Es un primer paso para avanzar con las obras complementarias de la Autopista 5. Agradecemos a Vialidad Nacional por haber dado respuesta a un pedido tan importante para los vecinos de los barrios de la zona que sufrían complicaciones por la falta de iluminación”, remarcó el íntendente.