A principios de agosto, vecinos del barrio Juan XXIII se reunieron en la esquina de Palacios y Zapiola para manifestar su malestar por la instalación de una antena por parte de una empresa, que luego sería utilizada por una firma de telefonía celular. Y a raíz de los reclamos, lograron frenar la obra tal como lo habían hecho un año atrás.

Mientras que este viernes, aparentemente se intentó instalar esa misma antena en un terreno privado ubicado a un costado del Camino a la Flandria, en la intersección de las calles Dr. Muñiz y Fray Manuel de Torres, en Pueblo Nuevo.

La situación fue advertida por dos vecinas que integran la Asamblea EcoAmbiental de Luján, quienes tomaron fotografías y filmaron los trabajos que se estaban realizando.

En esas imágenes, se observa que los trabajadores de una empresa se hicieron presentes en el lugar y comenzaron a desforestar, realizar tareas de limpieza en el terreno y a cavar el pozo en el que se harían los cimientos para luego colocar encina la antena.

Tras dar aviso a la Delegación Municipal de la localidad, se dio aviso a las autoridades de la Dirección de Gestión Ambiental, que finalmente ordenaron la clausura preventiva de la obra.

“Tras la clausura se mandó un expediente a Planeamiento y el lunes habría más información al respecto. Por el momento, desde la Municipalidad nos aseguraron que está clausurada y lo agradecemos”, señalaron las vecinas.

Y añadieron que “este tipo de empresas lo que hace es esto: buscan lugares para alquilar, porque le pagan grandes cifras por mes al dueño del terreno. Se la juegan y si pasa, pasa. Pero por suerte los vecinos advertimos la maniobra y logramos que se clausure”.