En el marco de la Emergencia Sanitaria por la pandemia de coronavirus y las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio, este año la Peregrinación Gaucha, que llega desde hace 76 años a Luján, está suspendida. Por tal motivo, por primera vez en la historia la tradicional muestra de fe no se realizará.

En ese sentido, desde la Dirección de Defensa Civil de la Municipalidad coordinaron diversas acciones para evitar la llegada de peregrinos a caballo a Luján.

Al respecto, el director de Defensa Civil, Adrián Feijoó, comentó que “se dispusieron 16 puntos de control permanentes en toda la periferia del partido, además de controles con seis móviles en 20 puntos que habitualmente paran los peregrinos”.

Los controles se llevan a cabo en conjunto con la Secretaría de Protección Ciudadana y la Dirección de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial de la Municipalidad; personal de la Policía Local, el Comando de Patrulla Luján, la Policía Rural e Infantería; el área de Defensa Civil de la provincia de Buenos Aires; Cruz Roja Argentina y el Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján.

A su vez, Feijoó contó que “también se dispusieron controles estrictos en las localidades de Pilar, General Rodríguez y Moreno”.

Por último, aclaró que “hubo una alerta alrededor de las 18.30 horas de una salida desde Francisco Álvarez de 30 personas pero fue neutralizado por la Policía de la zona”.