El granito de arena que se hace gran obra. Con la organización de diversas actividades, con el acompañamiento de pequeñas empresas de la zona, los comercios del pueblo y el apoyo incondicional de los vecinos, UVeCor convierte esa ayuda en el logro material del proyecto tan anhelado: el campo de deportes con sus diversas instalaciones. En este momento, avanza la segunda etapa de la obra. Realizarán una pollada.

Claro que es ese granito de arena que cada uno ofrece a mano extendida, el que se suma y suma y transforma el sueño en proyecto y el proyecto en logro. Entonces, es un pedacito de logro de cada uno, que hace a esa concreción tan anhelada y necesaria para toda comunidad que quiere ver crecer a su lugar en mejoras, comodidades, derechos, disfrute. Un campo de deportes es un muy buen resultado para el esfuerzo de tanta gente que de diferentes maneras aporta para ese mejor lugar y ese mejor tiempo.

Desde UVeCor anunciaron en los últimos días la alegría por retomar las tareas de construcción en el predio destinado a Campo de Deportes, espacio que tuvo un buen impulso anteriormente y logró una primera etapa de obras, las cuales entonces se acaban de retomar con toda la satisfacción y la esperanza puesta en cada granito de arena.

Un camino de acompañamiento

Con David Durán, presidente de la institución, dialogamos acerca de este recorrido para llegar a estar con la obra nuevamente en marcha. “Hemos comenzado con los trabajos, con la construcción del salón de multiuso, no es la primera etapa ya que esa primera etapa la realizamos aunque faltan detallecitos, pero está muy cerca de estar terminada, ya que es la parte más grande. Ya cuenta con la instalación de la iluminación eléctrica, está todo cerrado, así que esto que comenzamos lo estamos retomando y es la segunda etapa que abarcaría lo que es una cocina para actividades gastronómicas, cursos, eventos del pueblo y lo que necesitemos para poder hacer dentro del salón. Con esa cocina estaríamos muy bien cubiertos, con la parrilla correspondiente, los baños para damas y caballeros y un baño para discapacitados”, detallaba.

Y en esa línea, agregaba: “Lo que seguiría es una tercera etapa que es muy a futuro y serían las tribunas. Pero bueno, en esta segunda etapa ya tenemos para entretenernos porque hay que hacer el amoblamiento, equipar los baños, así que hay mucha tarea por delante y mucho esfuerzo. Ya el año pasado en cierto modo se le empezó a dar utilidad por la razón que al estar cerrado y tener la iluminación –más allá que no teníamos toda la infraestructura que es lo que estamos construyendo ahora-, al tener baños auxiliares y vestuarios se pudo ya usar, que fue cuando ya se había comenzado con actividades como taekwondo y patín, algo que es muy lindo para los chicos y que los mantiene ocupados. Y bueno… íbamos a estar agregando algunas actividades más pero con esto de la cuarentena no se pudo”.

Sin dudas que lograr lo que ya tienen, proyectar más y ponerse en marcha para concretar precisamente ese “más”, resulta de una tarea de transparencia a la hora de recaudar el dinero necesario para encarar la obra. “Hemos organizado cenas de fin de año y eventos para el Día de la Mujer, donde se reunieron a todas las mujeres referentes del pueblo y se las homenajeó con un presente. Esas fueron las últimas actividades que se pudieron realizar en el salón antes de esta cuarentena. Los fondos para lograr esto se hace a través de una rifa que se emite todos los años y que gracias Dios tiene el apoyo de mucha gente. Y después hay diferentes eventos que se van haciendo en el transcurso del año, también la Fiesta del Pueblo en la que tenemos la cantina a cargo y los puestos de los artesanos. Esa es una de las entradas, o la venta de pizzas, empanadas, polladas o cenas en el mismo predio. De una manera u otra, con muchísimo esfuerzo, logramos juntar esa plata como para ir progresando poco a poco. También hemos contado con el apoyo del Municipio en sus diferentes gestiones, subsidios y empresas cercanas al pueblo que siempre han apoyado con algo”, sostenía el actual presidente de la institución de Cortinez, remarcando algo que siempre vale la pena remarcar: los agradecimientos.

“Tenemos miles de agradecimientos porque somos 20 en la comisión, pero por fuera hay mucha gente que siempre está colaborando desde venir a un evento, trasladar cosas, poner vehículos, ayudar haciendo de mozos. Los comerciantes siempre están colaborando con premios para sortear en los eventos, las pequeñas empresas cercanas siempre dando una mano. Es mucha la respuesta que tenemos del pueblo, es re lindo porque alienta a seguir haciendo actividades, porque la respuesta es de querer tirar para adelante, tener algo mejor para el pueblo. Si bien el edificio todavía no está al 100 por ciento para explotarlo, todos quieren tener un lugar más para que los chicos puedan utilizar o alguna institución realice algún evento. Es algo que no tiene palabras lo agradecidos que estamos”.

Un gracias por cada granito de arena. Porque el valor desde el pequeño al gran aporte, es lo que vuelve convertido en obras, obras soñadas y necesarias. Obras realizadas a todo esfuerzo y que ya estén siendo disfrutadas, a la vez que crecen para ese disfrute mayor. UVeCor construye la segunda etapa en el campo de deportes y todo Cortinez, celebra algo que es de todos.

Pollada

En el marco de la construcción de la cocina y los baños en el Salon Multiuso del Campo de Deportes, la intención de las autoridades de UVeCor es poder techar. Pero para eso necesitán un esfuerzo más de todos. Y en ese contexto, están organizando una pollada para el 11 de octubre.

La misma contará con entrega a domicilio y aquellos que deseen encargar pueden hacerlo a los siguientes números telefónicos:
(2323) 488205
(2323) 488167
(2323) 534741
(2323) 533426
(2323) 627485
(2323) 556649

“Con tu ayuda sin duda lo lograremos. Hagamos posible este importante avance. A UVeCor no lo para ni la pandemia, seguimos trabajando para el pueblo”, remarcaron.