Foto: Archivo

El Congreso Extraordinario de la Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios (CONADU Histórica) sesionó el lunes pasado por videoconferencia, con más de 100 delegados de las distintas Asociaciones de Base. Y allí, el gremio que nuclea a la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de Luján (ADUNLu) aprobó convocar a la docencia universitaria y preuniversitaria a un paro nacional de actividades, con apagón virtual o desconexión y acciones de visibilización para este lunes.

“Reclamamos una urgente recomposición salarial, el reconocimiento de gastos ocasionados por la enseñanza virtual desde los hogares, la estabilidad de las y los docentes interinos y contratados, en defensa de las obras sociales universitarias y por mayor presupuesto para las universidades públicas”, señalaron.

“Desde el inicio de la pandemia en marzo, hace ya más de 6 meses, la docencia cargó sobre sus hombros la continuidad de la enseñanza a más de un millón setecientos mil estudiantes, desde nuestras casas, con nuestras familias en aislamiento y con nuestras propias herramientas tecnológicas y recursos económicos, mientras las universidades se mantienen cerradas desde entonces”, apuntaron.

Y añadieron que “hoy, ya en el segundo cuatrimestre y habiendo tomado exámenes de manera virtual, continuamos enseñando con un enorme esfuerzo, que implica la sobrecarga de trabajo que se produce en la enseñanza virtual o remota, y un aumento de gastos en conectividad y herramientas, que no es suficientemente reconocido ni por las autoridades universitarias ni por el Ministerio de Educación de la Nación”.

Además, recordaron que “la paritaria salarial venció a fin de junio de este año, y pasados ya casi tres meses se agrava el deterioro de los salarios por la inflación. Reclamamos en forma urgente una recomposición de los salarios por lo menos para compensar la pérdida del poder adquisitivo ante el avance inflacionario”.

Y también exigen “al Consejo de Rectores el pago en reconocimiento de gastos, que ya se aprobó en las universidades de Patagonia Austral y Luján, para todas las universidades nacionales, como así también la estabilidad laboral con el ingreso a carrera docente de los docentes interinos y contratados y el pago de salarios a docentes ah honorem y adscriptos”.

Por su parte, Patricio Grande, secretario Adjunto de la ADUNLu, había explicado en diálogo con LUJANHOY que “este es un paro de alcance nacional que tiene como su reclamo más importante la recomposición salarial a nivel del conjunto de los 190.000 docentes universitarios de todo el país. Además, hay una serie de puntos y entre ellos se encuentra el reconocimiento de gastos por el trabajo virtual para el conjunto de las universidades nacionales”.

En este sentido, dijo: “Es decir, que la Federación ha tomado como ejemplo positivo la conquista de Luján y también de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, que son las únicas dos universidades que a través de la lucha de sus sindicatos han logrado ese reconocimiento por gastos. Y ahora se está pidiendo que eso se extienda a todo el conjunto de todas las universidades nacionales”.

Y por último, remarcó que ese “es uno de los puntos más importantes del pliego de reclamos, pero el central es la recomposición de los salarios que dependen del Ministerio de Educación de la Nación y específicamente de la Secretaría de Políticas Universitarias”.