El Municipio realizó trabajos de extracción de árboles secos en el Parque Ameghino. En este sentido, se removieron ejemplares secos y derruidos, que constituyen una amenaza para los usuarios del espacio público.

Asimismo, “se retiraron gajos secos y con peligro de caída, y se extrajeron renovales de Mora y Arce, especies no adecuadas al diseño del parque”, señalaron desde la Comuna.

Los trabajos se enmarcan en el plan de gestión de riesgo del arbolado urbano que impulsa el Municipio en arterias principales y espacios verdes, y en las acciones de recuperación de la zona histórica basilical.

Las tareas también incluyen corte de pasto y limpieza, y fueron llevadas adelante por la Dirección de Mantenimiento Urbano, dependiente de la Secretaría de Servicios Públicos, Obras e Infraestructura.