Los vecinos y vecinas del barrio Lanusse no ocultaron su malestar por las facturas del servicio de electricidad que llegaron en los últimos días a sus hogares, algunas de las cuales “duplican o triplican” lo que venían pagando anteriormente, señalaron. Por eso, desde la Sociedad de Fomento entregaron una nota a la Cooperativa Eléctrica en la que solicitan una solución “urgente”.

Una reclamo idéntico se produjo a principios de agosto con los vecinos del barrio Luna y en los primeros días de septiembre con los habitantes de Elli.

En este caso, en la carta dirigida a los miembros del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica desde la entidad barrial del barrio Lanusse explican que “nos dirigimos a ustedes para manifestarles que hemos recibido múltiples reclamos de vecinas y vecinos que nos informan que les han llegado montos a pagar por el servicio de electricidad, que no se condicen con lo que venían abonando anteriormente”.

“Lamentablemente, no somos los únicos perjudicados. El malestar con la Cooperativa por la sobrefacturación que ha hecho, es generalizado. Ahora nos ha tocado a quienes vivimos en el barrio”, añadieron.

Además, consideraron que “ante el agravamiento de la situación sanitaria originada por la pandemia, es una absoluta irresponsabilidad obligar a los usuarios a que hagan colas para solucionar un problema que ha sido originado por la propia Cooperativa”.

Y reclamaron que “de la misma forma que la Cooperativa decidió preservar a sus trabajadores y suspendió los controles de los medidores, cuestión que entendemos, solicitamos que se tenga la misma consideración con quienes somos socios y usuarios de la institución, evitándonos el trabajo de tener que ir a hacer una cola que en muchas ocasiones alcanza hasta una cuadra de extensión, nos pone en situación de contacto en un momento donde el aislamiento es fundamental y obliga a perder hasta medio día ante las constantes idas y vueltas que se requiere hasta que la institución reconoce el error de facturación”.

En la nota, desde la Sociedad de Fomento del barrio Lanusse enumeraron los casos de algunos de los usuarios y usuarias perjudicadas y adjuntaron copias de “las facturas que les han llegado con montos absolutamente irracionales que duplican, triplican y hasta cuadriplican lo que venían abonando”, apuntaron.

Por estos motivos, solicitan “una respuesta urgente, en donde las facturas emitidas tengan en cuenta los consumos previos de los usuarios y no se castigue a quienes en este momento más complejo necesitan el servicio”.

Y por último, pidieron que se cumpla con “la reciente resolución emitida por el Organismo de Control de la Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (OCEBA), que intima a las distribuidoras energéticas y a las cooperativas municipales de provisión de energía, a que revisen la facturación que les ha enviado a sus usuarios teniendo en cuenta los consumos medios históricos de cada usuario”.