El 4 de septiembre, tal como informara LUJANHOY, dos vecinas que integran la Asamblea EcoAmbiental de Luján advirtieron los trabajos que se estaban realizando a un costado del Caminito de la Flandria para instalar una antena. Y tras tomar conocimiento la Municipalidad, clausuró la obra.

Por su parte, el 23 de septiembre vecinas y vecinos de Pueblo Nuevo y Jáuregui, junto con la Asamblea EcoAmbiental de Luján, entregaron en la Municipalidad una nota dirigida al intendente Leonardo Boto, a la secretaria de Salud, Mariana Giron, y al área de Planeamiento, donde piden que “no se de autorización, ni habilitación a la construcción de estructura e instalación de una antena de telefonía celular en el Caminito de la Flandria, siendo este un espacio natural de esparcimiento y tránsito diario”.

En el texto, reclaman que se considere a dicho espacio geográfico como “Espacio Natural Protegido”. Y en ese sentido, remarcan que “la conservación de la naturaleza se ha convertido, en la actualidad, en una preocupación de muchos sectores sociales. Esta inquietud tiene su fundamento en la explotación económica poco respetuosa de los recursos naturales, la desaparición de especies de flora y fauna y la degradación de espacios naturales”.

Mientras que el 5 de octubre, en el marco de la sesión N° 10 del Concejo Deliberante, Laura Olivares, vecina de Jáuregui y referente de la Asamblea EcoAmbiental de Luján, planteó la problemática y ahí fue invitada a participar de la reunión de la Comisión de Salud. Y en ese ámbito, se coincidió “en que hay que modificar la ordenanza, para lo cual me comprometí a colaborar, y que hay que decretar al Camino de la Flandria como Área Ambiental Protegida”, le dijo a LUJANHOY.

“Area Ambiental Protegida”

En este sentido, Olivares señaló el fin de semana a este medio que “la empresa que quiere instalar la antena sigue pidiendo sus permisos”. Por eso, vecinos y vecinas intervinieron el Caminito de la Flandria para profundizar su rechazo y a la vez avanzar hacia la declaración de esa zona como “Área Ambiental Protegida”.

Fue así que colocaron carteles que rezan: “No a la antena”, “Ambiente sano”, “Salud sí, Antena no”, “Área Ambiental Protegida”.

Al respecto, manifestaron que “estamos reforzando la lucha para que el Caminito de la Flandria sea declarado Área Ambiental Protegida. Y vamos a entregar con urgencia una nota a la Comisión de Salud, al área de Ambiente y veremos a qué otras áreas para que no se instale la antena. Y mientras tanto seguiremos avanzando hacia la reforma de la ordenanza, que va a llevar tiempo”.