Foto: Archivo

Tras rechazar la propuesta salarial del Ejecutivo, el Sindicato de Trabajadores Municipales, la Asociación de Trabajadores del Estado y el Sindicato de Empleados Municipales iniciaron el sábado a la medianoche un paro por tiempo indeterminado, luego de las medidas de fuerza encabezadas de manera independiente desde el miércoles y hasta el viernes.

Pero esta mañana, en el marco de la audiencia convocada en la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo, las partes no llegaron a un acuerdo y la cartera laboral dictó la conciliación obligatoria.

En el acta, se “intima a las partes a retrotraer la situación a la fecha anterior al inicio del presente conflicto, debiendo abstenerse de adoptar cualquier medida que pudiera implicar una modificación directa o indirecta de las relaciones laborales y/o salariales y cesar las medidas de acción directa dispuestas a la fecha, debiéndose restablecer y garantizar el normal y habitual desenvolvimiento de las actividades del Municipio de Luján, a partir de la notificación de la presente por el término de 15 días hábiles”.

Del encuentro participaron los secretarios generales de ATE, Julio Acedo; del STM, Santiago Vera, y del SEML, Gabriel Morales. Mientras que en representación del Ejecutivo estuvieron el secretario de Economía, Ignacio Pedotti, y el director de Recursos Humanos, Facundo Romero.

Allí, tal como pudo saber LUJANHOY, los funcionarios presentaron un Informe de Evolución Salarial a octubre de 2020, en la cual sostienen, entre otros puntos, que la masa salarial creció de 90.000.000 de pesos en junio a 100.000.000 en septiembre

En ese sentido, expusieron varios ejemplos de la evolución del salario este año. Por ejemplo, que un obrero o administrativo de 40 horas semanales pasó de 22.000 pesos en julio a 28.000 pesos en noviembre. Mientras que en el mismo período, un inspector fiscalizador pasó de 27.000 a 34.000 pesos. Además, brindaron detalles de los fondos destinados al pago de bonos Covid-19 y su alcance.

Asimismo, reiteraron la oferta de mejora salarial que consiste en mantener una suma de 5.000 pesos mensuales hasta enero en conceptos no remunerativos, que se harían efectivos de la siguiente manera: Bono Covid-19 de 5.000 para aquellos agentes que encuentren prestando servicios de manera presencial y efectiva, que se abonará en octubre y noviembre. Y el pago de un Bono Navideño por una suma de 10.000 pesos, que se abonarán en dos cuotas de 5.000 pesos en los meses de diciembre y enero para todos los trabajadores encuadrados en la ley 14.656.

Por su parte, los referentes de los gremios detallaron sus reclamos, entre ellos, que la gran mayoria de los trabajadores no alcanza a cubrir la Canasta Básica Alimentaria de 45.477,64 pesos según el último informe del Indec. Y en cuanto al pase a planta permanente, solicitan la “recategorización de todos aquellos trabajadores que se encuentran en condiciones de acuerdo a la normativa vigente”.

Sin embargo, no hubo acuerdo y en 10 días, según señalaron fuentes del Ejecutivo, volverían a reunirse con el objetivo de llegar a una solución antes de la finalización de la conciliación obligatoria.