Una vez más una escuela de fútbol infantil de nuestra ciudad fue blanco de la delincuencia. La definición es reiterativa y, por ello, cada vez más indignante. En este caso, fue el turno de la Escuela de Fútbol El Mirador, que sufrió su cuarto robo en este 2020.

“Hechos lamentables siguen golpeando al club”, señalaron con indignación desde la Escuela de Fútbol Infantil El Mirador, que funciona en el predio ubicado en la calle 9 de Julio, junto a la Escuela de Fútbol César Luis Menotti. Y añadieron que “lamentablemente nos volvieron a robar, esta vez fue acompañado de la rotura de las luminarias del predio para poder cometer el delito. Y nos robaron un freezer y una máquina de cortar pasto”. Además, los delincuentes destrozaron dos puertas.

En diálogo con LUJANHOY, Sebastián Rivero, presidente de la institución de fútbol infantil, señaló que “esta vez hubo una logística porque primero, un día antes calculamos, rompieron las luminarias. Y cuando los vecinos me avisan que no hay luz y voy a ver, pensé que era un problema de la Cooperativa o que había saltado un cable. Pero no, cuando llego veo la puerta de reja apoyada y la otra puerta doblada, es decir que presentaron todo como si hubiese estado abierto”.

A su vez, contó que al lado hay una cancha que se alquila. Al respecto, dijo que “entran por la misma entrada que nosotros. La gente deja el auto y se va a jugar al fútbol a 100 metros. Y en ese movimiento de autos, estimamos que entró un auto o una camioneta y cargaron el freezer y la máquina de cortar pasto. El freezer, que es de 1,90 por 90 no te lo cargás así nomás”.

Este es el cuarto robo que sufre la institución en lo que va de 2020. “En el primero nos robaron unos 30 metros del alambre perimetral de la cancha. Después entraron, los vecinos avisaron y los encontraron adentro y los corrió la Policía. Ese fue un intento de robo, digamos, porque no alcanzaron a llevarse nada. Pero nosotros nos llevamos gran parte de las cosas”, recordó Rivero.

En tanto, agregó que en el tercer robo “se llevaron mercadería, algunas gaseosas que estaban en la heladera, unos cables. Y previamente nos cortaron todos los cables del alumbrado. Y la última fue esta que rompieron las luminarias, destrozaron dos puertas y robaron el freezer y la máquina de cortar pasto”.

Tras lo sufrido, Rivero dijo que ya se comunicó con la Municipalidad y se comprometieron a instalar en los próximos días la alarma. Además, radicarán la denuncia con la esperanza de que la Policía pueda dar con los autores del hecho y recupere lo robado.