La mirada puesta en tener un barrio limpio, cuidado, protegido, disfrutable, es la que pone en movimiento a la gente de la sociedad de fomento que escucha y ve a todos los vecinos, para en conjunto siempre estar atentos a las necesidades, a las urgencia, a lo que puede proyectar y en qué se puede poner manos a la obra…y también en qué no, porque sin dudas, hay un listado de trabajos, obras, proyectos que dependen exclusivamente en su concreción de parte del Municipio, entonces ahí, los fomentistas apuntalando reclamos e instando a las decisiones gubernamentales.

El barrio San Bernardo tiene conformada la actual comisión directiva desde hace tres años y con el secretario de la misma, Luis Herbas, dialogamos acerca del reclamo puntual por el estado de la calle de ingreso al barrio y otros temas que tienen como prioritarios en la lista de los pedidos barriales.

“En estos tres años se viene solicitando lo mismo al Municipio. El principal tema es el acceso principal al barrio. El cual al día de la fecha presenta un deterioro cada vez mayor y hacemos hincapié en las cloacas, mantenimiento de la calle y el lavado de colectivos de la Empresa Atlántida”, señalaba Herbas acerca de la calle Gálvez desde su nacimiento en Carlos Pellegrini.

“No lo decimos nosotros, lo dicen cientos de vecinos que presentaron cartas, fotos y videos de la situación en la que se encuentra. Además de los problemas de salud que todo esto conlleva”, remarcaba.

Y sobre las respuestas obtenidas, señalaba en primer lugar que “tuvimos comunicación con el intendente hace ya un mes, donde nos comunicó que se reuniría con personal de Obras Públicas y estamos a espera de una solución”.

Y luego se sumó, recientemente, “una reunión por Zoom con Obras Públicas e hicimos directamente el reclamo. Y nos dijeron que en este momento está supuestamente el presupuesto en la Cooperativa para el arreglo de la calle. Hasta ahí llegamos y estamos esperando el resto”, contaba.

Reclamos varios

El ingreso entonces al tan transitado barrio San Bernardo es una de las urgencias a tener en cuenta. Pero también, suman otros pedidos dada la función fomentista de ser nexo entre las necesidades de los vecinos y el Estado Municipal.

“Son tres los pedidos que venimos realizando desde el gobierno anterior. Señalización de calles: la Sociedad de Fomento ofreció comprar las chapas o hacerlos nosotros y la respuesta fue que eso es tarea del Municipio. También solicitamos el servicio de colectivos por dentro del barrio, donde tenemos una escuela, un jardín de infantes y muchas veces se desplazan unas cuadras para tomarlos y donde han sucedido robos a madres y niños. No sabemos si sería la solución al robo, pero sí una ayuda”, decía el secretario de la entidad barrial, sumando entonces estos dos ítems de relevancia al mencionado del arreglo de la calle Gálvez.

“Desde entonces solo llevamos estos tres pedidos sin solución en ninguno y estamos a la espera de una respuesta saludable hacia los vecinos. Nuestra tarea como comisión de la Sociedad de Fomento es acercar las inquietudes del vecino, para lo cual trabajamos con un Facebook totalmente abierto a comentarios y donde figuran los miembros de comisión que algún vecino seguro conoce y le pueda tomar el pedido. Nuestro trabajo va dirigido primeramente a los socios y, por ende, a todos los vecinos del barrio”, mencionaba acerca de las vías de comunicación directa.

Y remarcaba: “Nuestra propuesta de trabajo es sin partidos políticos, ya que al tomar partido perdés adhesión de vecinos. Nuestro trabajo va mas allá de los gobiernos de turno. Empezamos este camino en el cual nos encontramos con dificultades y las fuimos sorteando nosotros, nos acostumbramos a trabajar siempre con nuestras manos y los medios que podamos conseguir. Pero algunas tareas no las podemos realizar nosotros, entonces solo nos queda esperar respuestas para el bien de nuestro barrio, para el bien de nuestros vecinos”.

Sin dudas, si pudieran realizarían ellos mismos el asfaltado nuevo de la calle, solucionarían el temas cloacas, organizarían el recorrido necesario del transporte público por entre las calles del San Bernardo. Pero ante esas necesidades, pueden solo reclamar. Aunque en realidad el “solo reclamar” es un gesto de gran significado por supuesto, ya que ponen ante las autoridades competentes, las urgencias y necesidades a la vista.

El barrio quiere tener una calle de ingreso como la mejor bienvenida. Y también vivir con los servicios a los que como comunidad, se tiene derecho.