Este lunes se cumplieron los 15 días de la conciliación obligatoria entre el Ejecutivo y los sindicatos municipales. Pero al no haber un acuerdo, la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo resolvió extenderla por cinco días hábiles más. El gobierno acercó una nueva propuesta, pero los gremios la rechazaron y aseguraron que “si no hay una oferta superadora” iniciarán un paro por tiempo indeterminado el 25 de noviembre a la medianoche.

En el marco de este conflicto salarial, este martes, en la sesión ordinaria del Concejo Deliberante, representantes de los sindicatos se hicieron presentes en el recinto para expresarse al respecto.

En este sentido, Santiago Vera, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STML), planteó que “hace 11 meses que los trabajadores municipales venimos luchando por un aumento. En enero cuando el gobierno que asume nos dice que era una barbaridad el 25 por ciento al básico, la verdad que por lo menos desde el sindicato comenzamos a ver que esto no iba a favor de los trabajadores municipales, sino en contra. Y así arranca la lucha”.

Respecto de la situación actual, remarcó que están respetando la conciliación obligatoria, pero se quejó porque “no tenemos una respuesta del intendente. Quien debe ser el que pone la cara es el intendente, porque ya hablamos con el secretario de Economía y el director de Recursos Humanos pero eso ya no conforma a los trabajadores municipales. Queremos sentarnos con el intendente que es el que tiene la última palabra sobre la situación económica de todos los trabajadores”.

En ese sentido, pidió a los concejales que “se pongan al frente para que el intendente atienda a los sindicatos, porque hay que decir la verdad y atender nos atendió muy poco. Y las veces que nos ha atendido, no era para darnos respuestas sino para sacarnos más plata”, apuntó.

A su vez, cuestionó que “estamos a un mes y medio para que termine el año y no tenemos respuesta si nos va a dar un aumento. Nosotros estamos pidiendo ese bono Covid que pase al sueldo básico. Y si no, está la propuesta que nosotros le dejamos, propuesta que nunca nos respondieron a ninguno de los tres sindicatos”.

Y tal como lo había adelantado ayer en diálogo con LUJANHOY, Vera dijo que si no hay una oferta superadora a todos sus reclamos, “el 25 de noviembre a las 12 de la noche, cuando se termina la conciliación obligatoria, arrancamos un paro por tiempo indeterminado. Un paro que nadie está buscando, porque los trabajadores municipales lo que queremos es trabajar, con un aumento como nos merecemos”.

En su crítica, el gremialista añadió que “venimos de 11 meses de lucha. Y la verdad me extraña de un gobierno en el trabajé mucho, y no tengo problemas en decirlo. Un gobierno peronista, un gobierno al que apostamos todos y que nos castiga. Nos pusieron una cooperativa, nos sacan la recolección de residuos. No es necesaria una cooperativa en Luján, señores concejales. Las herramientas de los trabajadores municipales están. Hay camiones que están para arreglarlos, pero todavía no los fueron a buscar. Era más fácil poner una cooperativa que se lleva 14 millones de pesos, o más, y para los trabajadores municipales ningún aumento. Tenemos que vivir con el sueldo de 2019, y todavía pagado en cuotas, porque el 25 por ciento lo están pagando en cuotas. Entonces, les pedimos a todos los concejales que nos acompañen en esta lucha°, completó.

Finalmente, se resolvió crear una comisión especial que acompañará a los gremios y buscará acercar las partes. La misma estará integrada por César Siror, Agustina Torres y Federico Guibaud por el Frente de Todos, y Fernando Casset, Alejandra Rosso y Carlos Alberto Trisciuzzi por Juntos por el Cambio.

Mientras que el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Notta, dijo que se gestionará a través de la Secretaría una reunión con el intendente Leonardo Boto. La intención es llegar a un acuerdo antes de la finalización de la conciliación obligatoria y así evitar que los trabajadores vuelvan al paro.

La propuesta del Ejecutivo

En la nota entregada ayer en el Ministerio de Trabajo, el Ejecutivo propuso el pago de un Bono Covid-19 correspondiente a los meses de octubre y noviembre de 5000 pesos y un Bono Navideño de 10.000 pesos a pagar en dos cuotas en diciembre y enero. Además, sostuvieron que “la propuesta incluye que a partir del sueldo de enero (que se paga en febrero) se incorpore un monto de aumento salarial de 5000 pesos no remunerativo”.

“Y también hay que contemplar que en el cierre del año se pagarán las horas extras adeudadas de 2019, que se vienen pagando entre el 20 y 30 de cada mes; el aguinaldo en diciembre; el último pase al básico, cumplimentando el 25 por ciento, y el pase a planta permanente de 53 agentes vacantes según Presupuesto 2020”, detallaron.