El miércoles pasado, el grupo denominado Vecinas y Vecinos Autoconvocados “Sin Agua y en Pandemia” se movilizaron al Palacio Municipal. La decisión surgió tras nuevos inconvenientes con el suministro de agua corriente que comenzaron a registrarse en la previa de las Fiestas en los barrios Ameghino, Los Laureles, Parque Lasa, Lanusse, Elli, El Mirador, y las zonas del Hospital y Estación, entre otros.

En el marco de ese reclamo, desde la Comuna explicaron a los vecinos los trabajos que se están llevando a cabo para aportar soluciones paliativas y optimizar el funcionamiento de una red que presenta problemas estructurales tanto por su antigüedad como por su falta de mantenimiento.

En este sentido, tal como había adelantado LUJANHOY, detallaron que “en el barrio Parque Lasa se puso en funcionamiento el sábado pasado una bomba de 25 HP. Después de un trabajo de 15 días de reparación del sistema eléctrico y de purga del equipo, ya se encuentra aportando agua al sistema y aumentando caudal y presión a los barrios afectados por falta de suministro”.

Sin embargo, vecinas y vecinos volvieron este domingo a expresar su malestar ante los problemas que persisten con el suministro de agua corriente. Y convocaron, junto a espacios ambientalistas, a movilizarse esta mañana nuevamente a la Municipalidad.

Protesta y principio de acuerdo

En ese contexto, minutos después de las 9 vecinos y vecinas de diversos barrios comenzaron a reunirse en la Plaza Colón, junto con representantes de Tribuna Ambiental Zona Oeste, espacio que pertenece al Partido Obrero. Y luego, una vez en el Palacio Municipal, se dirigieron al recinto del Concejo Deliberante.

“Hay barrios que siguen sin agua. Junto al Covid-19 y las altas temperaturas son los componentes suficientes para que nuestra salud esté en riesgo. No se pueden soportar más las excusas, la desviación de las responsabilidades y la falta de un plan de contingencia integral”, apuntaron.

A su vez, exigieron “soluciones urgentes y definitivas” porque “el agua es un derecho” y detallaron que entre los reclamos se encuentran la “provisión de emergencia con cisternas para higiene y bidones para consumo y mantenimiento y obras de ampliación de la red de agua corriente y cloacal”.

Sobre la problemática, una vecina del barrio Ameghino señaló ayer a este medio que “Año Nuevo… problema viejo. Seguimos sin agua. ¿Cuánto más vamos a estar así? ¿Dónde está la solución? Promesas frente a cámaras… ¿solución por un día? Ya no podemos seguir así. Es indignante. Antihigiénico. Estamos en época de pandemia y queremos una solución ya para el barrio Ameghino y los otros barrios afectados”. Y en esa línea se centraron los reclamos en la reunión con los funcionarios.

En ese contexto, en el recinto del Concejo Deliberante se hicieron presentes el secretario de Obras Públicas, Carlos Saraceno; el subsecretario de Servicios Públicos, Federico Vanín, y la secretaria de Desarrollo Humano, María Eva Rey.

Saraceno escuchó los reclamos y anunció que se van a colocar cuatro bombas más. Además, el Ejecutivo propuso crear una mesa de trabajo para el seguimiento de las tareas que se están realizando y la asistencia de emergencia. Y teniendo en cuenta la presencia de Daniela Cooper, excandidata a intendente y referenta barrial (es vecina del barrio Ameghino), los funcionarios propusieron que integre esa mesa junto con un concejal del ofícialismo y otro de la oposición.

Sin embargo, Cooper rechazó esa posibilidad, consideró que “esa mesa no creo que vaya a existir”, y adelantó que “nos volveremos a movilizar el viernes por la tarde”.

Además, tal como sucedió en el barrio Ameghino, se acordó trasladar camiones cisternas a los barrios más afectados con agua para higiene y distribuir bidones con agua potable para consumo.