El martes pasado, desde la Campaña contra el acuerdo porcino y el trigo transgénico de la provincia de Buenos Aires presentaron, con el apoyo de distintas organizaciones sociales y vecinos y vecinas de todo el país, dos proyectos de ordenanza ante el Concejo Deliberante. Los mismos proponen la prohibición de la instalación de mega granjas porcinas y también del trigo genéticamente modificado en nuestro partido.

Al respecto, los impulsores señalaron que “la finalidad de estas presentaciones es aportar a la generación de normativas para cuidar la salud de la población humana y el ambiente en general, pero también exponer ante la opinión pública nuestro rechazo, en todos los planos, de este modo de producción que responde a intereses de pocas empresas capitalistas en detrimento del agua, el aire, la tierra y la vida en todas sus formas”.

“Decenas de organizaciones y cientos de personas de todo el país acompañaron con su firma ambos proyectos, pero queremos destacar el fuerte acompañamiento de los partidos limítrofes como General Rodríguez, San Andrés de Giles y Mercedes, lo que nos demuestra que la problemática ambiental excede los límites políticos”, añadieron.

El martes pasado, cinco integrantes de la Campaña se concentraron a las 10 en la Municipalidad para entregar los proyectos y luego dialogaron con miembros de distintos bloques del Concejo Deliberante.

“Como lo planteamos en las acciones colectivas del 3 y 9 de noviembre del año pasado, ratificamos nuestro pronunciamiento en contra del sistema capitalista ecocida, terricida, genocida y extractivista. Decimos no al acuerdo porcino, ni con china ni con nadie. Porque no queremos ser el matadero del mundo ni la cuna de nuevas pandemias. Ni profundizar el modelo que propone el Consejo Agroindustrial Argentino, junto al gobierno, de industrialización animal, transgénicos, agrotóxicos, pueblos fumigados, desigualdad y pobreza para pagar la ilegítima e ilegal deuda externa”, apuntaron.

Y en esa línea, remarcaron que “por eso también decimos no a la aprobación del trigo genéticamente modificado HB4. Decimos sí a un cambio en el modelo actual de producción de alimentos hacia uno justo, sano, soberano, agroecológico y sostenible. Decimos sí a una transición urgente hacia energías renovables. Decimos sí a una urgente ley de humedales y suspensión de los desmontes. Decimos sí a la participación popular efectiva en la toma de decisiones”.

En tanto, afirmaron que seguirán “en estado de alerta y movilización profundizando nuestras medidas de lucha hasta lograr los cambios necesarios en pos de los intereses de las mayorías y del ambiente en general. En un partido de Luján con innumerables problemáticas ambientales producto del accionar de este sistema, con un Estado garante de sus prácticas de saqueo y contaminación, no solo no queremos sumar nuevos problemas, sino que también queremos avanzar en la lucha organizada para revertir esta tremenda situación, hacia una sociedad justa y un ambiente sano”.

Entre las diversas organizaciones firmantes, de Luján se encuentran la Multisectorial contra el agronegocio – la 41, SUTEBA Luján, Tribuna Ambiental Luján – PO, La Multicolor en SUTEBA Luján, Recuperemos la Quinta Cigordia y Equipo de Extensión UNLu, entre otros.