El 4 de septiembre, tal como informara LUJANHOY, dos vecinas que integran la Asamblea EcoAmbiental de Luján advirtieron los trabajos que se estaban realizando a un costado del Caminito de la Flandria para instalar una antena. Y tras tomar conocimiento, la Municipalidad clausuró la obra.

A partir de ahí, comenzó la lucha de vecinos, vecinas e integrantes de la Asamblea EcoAmbiental de Luján para declarar el Caminito de la Flandria “Área Ambiental Protegida” y, de esa manera, frenar definitivamente la instalación de la antena de telefonía.

Sin embargo, este viernes por la mañana habitantes de la localidad advirtieron la presencia de personas y maquinarias en el predio donde se planea instalar la antena. Y tras dar aviso al Municipio, desde el área de Control, Fiscalización e Inspección se dirigieron al lugar y procedieron a la clausura.

Pese a esta medida, fuentes municipales consultadas señalaron que “la empresa cuenta con la habilitación de la obra. Lo que no posee todavía es habilitación para la antena, es decir que concluida la obra no la podrían encender. Y esta habilitación no es un trámite municipal, sino que se realiza ante el ENACOM (Ente Nacional de Comunicaciones)”.

En este sentido, la clausura impuesta por el Municipio podría levantarse el lunes. A partir de ahí, “volverían a tener la autorización para la construcción civil, es decir que podrán terminar la base e instalar la torre. Aunque no podrán habilitar la antena porque eso tiene que autorizarlo el ENACOM”, señalaron al respecto vecinos y vecinas involucradas en el reclamo.

A su vez, reiteraron a LUJANHOY que “no queremos la antena. Ya está el proyecto de ordenanza para declarar al Caminito de la Flandria ‘Área Ambiental Protegida’. Pero la burocracia es tan grande que cuando el proyecto se apruebe, ya van a instalar la antena”.

“Por eso, necesitamos que actúe rápido el Estado, para que no nos dejen sin derecho a los vecinos de Jáuregui. derecho a un ambiente sano y la salud”, completaron.