A mediados de diciembre, el Municipio informó que comenzaron a ejecutarse en la ribera del río Luján tareas de demolición y remoción de parrillas, mesas, bancos y árboles caídos, con el propósito de transformar la zona en un espacio verde que pueda ser utilizado por vecinos y turistas. En ese sentido, señalaron que “estamos empezando con las obras que prometimos en espacios que estaban explotados desde hace décadas de manera irregular por parte de privados”.

Y ahora, a través de un video publicitario difundido en las redes sociales, desde la Comuna brindaron detalles de los trabajos que se están realizando y los beneficios que estos traerán.

En primer lugar, el intendente Leonardo Boto expresó: “Yo creo que es un hito empezar a reconvertir lo que es la ribera del río Luján, que quede un espacio abierto, verde, un espacio donde puedan disfrutar las vecinas, los vecinos y quienes nos visitan”.

A su vez, el director de Turismo, Daniel Silva, sostuvo que “estamos acostumbrados a vivir al río Lujan como si fuese el fondo de nuestras casas. Creo que a partir de estas obras, el río Luján va a ser el eje central de nuestra ciudad”.

Mientras que José María Mitidiero, presidente de la Cámara de Turismo de Luján, manifestó que “hay que tomar conciencia de que estamos formando parte de un punto de partida para cambiar la visión que tiene toda esta zona de Luján. Creo que esto nos va a mostrar con un rio aprovechable, disfrutable y para todo lo que viene después. Realmente me gusta mucho lo que está pasando”,

Por su parte, el presidente de la Asociación Civil Inundados de Luján, Sergio Frascaroli, afirmó que “realmente se va a cambiar la cara de la ciudad de Luján con la nueva ribera. Va a ser una ribera moderna, en la cual todos los lujanenses van a poder disfrutar. Y van a acercar a la gente de Luján al casco turístico de la ciudad, porque va a quedar una ribera tan bonita que va a dar placer venir a tomar mates junto al río”.

A su turno, Carlos Saraceno, secretario de de Servicios Públicos, Obras e Infraestructura, explicó que “hay árboles que fitosanitariamente están para directamente sacarlos. Otros por cuestión de crecimiento hay que podarlos o remediarlos. La idea es mantener la mayor cantidad de vegetación posible y sí generar por el momento una limpieza y un ordenamiento de todo lo que es la costa baja y la costa alta”.

Por último, Boto remarcó que “el nuevo Luján, la nueva ribera del río requiere otras cosas: un espacio integrado, en condiciones y abierto. Este es un primer hito en pos de eso”.