Como ocurre cada año, el dengue aumenta su incidencia en los meses de verano. Por eso, desde diciembre el Ministerio de Salud bonaerense implementa un Plan Estratégico Integral para reducir el impacto de esta enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, adaptado al contexto del Covid-19 que se vive esta temporada.

El plan, tal como informaron desde el área de prensa de la Gobernación, incluye capacitaciones y asistencia técnica a los municipios que atravesaron los brotes más importantes los últimos años, así como también una estrategia de sensibilización a la población para promover las tareas de descacharrado en los domicilios. En este marco, se instruyó de forma virtual al personal de los equipos de salud de los hospitales y centros de salud provinciales acerca de cómo actuar frente a la sospecha de cuadros de dengue y otras arbovirosis, cómo manejarlos clínicamente en el contexto por coronavirus, y se capacitó a promotores y promotoras para el abordaje territorial en el actual escenario pandémico.

La directora provincial de Epidemiología, Prevención y Promoción de la Salud, Andrea Jait, remarcó que “es importante intensificar la prevención, focalizar la vigilancia epidemiológica y la detección oportuna de casos sospechosos, luego de haber atravesado un brote importante en la anterior temporada”.

En este sentido, la funcionaria recordó a la población que es clave mantener las tareas de descacharrado en fondos, jardines y patios, con especial énfasis en los días posteriores a las lluvias. “Es necesario tapar, eliminar o dar vuelta todos aquellos elementos que puedan acumular agua para prevenir la proliferación del mosquito Aedes aegypti transmisor del dengue y otras enfermedades, como zika y chikungunya”.

Las regiones sanitarias V, VI y VII (a la que pertenece Luján) concentran alrededor del 74% de los casos notificados.

Trabajo articulado con los municipios

En el marco del Plan Estratégico para la prevención del Dengue y otros arbovirus, en enero comenzaron a realizarse mesas de gestión con algunos distritos. “Estos espacios de trabajo mancomunado se desarrollan a través de reuniones virtuales y cuentan con la participación de las direcciones de Vigilancia Epidemiológica y control de brotes, Salud Comunitaria y Regiones Sanitarias de la cartera sanitaria provincial”, señalaron.

Y agregaron que “en estas mesas de trabajo fundamentalmente se actualiza el panorama epidemiológico, se define el abordaje comunitario territorial y se avanza en la propuesta formativa para fortalecer las capacidades de los equipos de salud para la adecuada atención de pacientes afectados por dengue y otros arbovirus”.

Asimismo, está previsto el desarrollo de una línea de capacitaciones junto con el Programa de Salud Ambiental para el personal que realiza los controles de foco y las fumigaciones en cada Municipio.

Por último, consideraron “importante” recordar a la población las principales medidas de prevención domiciliarias para evitar que el mosquito se reproduzca en las casas.

– Eliminar todos los recipientes que pueden acumular agua y ser potenciales criaderos de mosquitos.

– Tanques y cisternas para acumular agua, con tapa, tela mosquitera o similar para evitar que el mosquito ingrese.

– Limpiar canaletas y desagües.

– Lavar floreros y bebederos de animales cada dos o tres días y ponerles agua fresca.

– Utilizar telas mosquiteras en puertas y ventanas.

– Mantener el pasto corto.

– Ante la aparición de algún síntoma no automedicarse y consultar al centro de salud más cercano o al médico.