Maia Beloso, la niña de 7 años en situación de calle que el lunes pasado fue llevada por un hombre en bicicleta desde el barrio porteño de Parque Avellaneda, es intensamente buscada por fuerzas federales, bonaerenses y de la Ciudad tras ser vista por última vez en una panadería del partido de Ituzaingó y luego en la colectora de la Autopista del Oeste en dirección Moreno, informaron fuentes policiales y judiciales.

Para dar con el paradero de Maia, según informó Télam, la policía bonaerense, por pedido del gobernador Axel Kicillof, desplegó todos los recursos disponibles, que incluyen efectivos, perros y helicópteros que realizan un rastrillaje que incluye Castelar e Ituzaingó, los últimos lugares donde se los vio, pero también otros barrios de partidos de la zona oeste del conurbano.

Además de los efectivos bonaerenses, y tras la implementación del “Alerta Sofía”, participan en la búsqueda varias brigadas y grupos de la Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional y la Policía de la Ciudad, por lo que serían más de mil los afectados al operativo de búsqueda.

En el contexto de esta desesperada búsqueda, en las últimas horas comenzó a nombrarse con fuerza a nuestra ciudad. Sucede que el sospechoso fue identificado como Carlos Alberto Savanz (o Sierra, según fuentes judiciales), de 39 años, quien vivió en Luján y donde actualmente residen su madre y varios hermanos, entre otros familiares que también arribaron hace varios años provenientes de Capital.

Y hacia un sector del barrio Lanusse se dirigieron en las últimas horas efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, que contaron con la colaboración de personal de la DDI Luján.

Sin embargo, fuentes policiales de nuestra ciudad indicaron que “por el momento los rastrillajes en Luján dieron resultados negativos. Hay muchas versiones y comentarios, pero por el momento no hay nada que certifique que estuvo en Luján”.

En tanto, otras fuentes consultadas indicaron que “se hizo una búsqueda pero la familia del sujeto dice que no tiene contacto con él desde hace varios años”.

Una de las imágenes más recientes, obtenidas este miércoles por la tarde, indican que el lunes al mediodía fueron vistos por última vez en colectora del Acceso Oeste y Belisario Roldán, a la altura de La Reja, mientras circulaba en la mano hacia Luján.

Mientras que alrededor de las 16 surgieron versiones que luego fueron vistos en General Rodríguez. Y luego se confirmó que una cámara los captó en colectora y ruta 28 el lunes a las 13.33. Por tal motivo, allí se dirigieron los investigadores, ya que se está realizando un importante rastrillaje.

Al respecto, todas las fuerzas policiales de nuestra ciudad están apostados en el límite con General Rodríguez, ya que en Luján ya está montado también un amplio operativo.

La Policía difundió la imagen del sospechoso

Los testimonios de dos de sus hermanos

Por un lado, Diego, quien es el hermano mayor del hombre buscado y vive en Luján, dijo a TN que “hace 4 o 5 años que no lo vemos. Pero el es así, siempre le gustó vivir así y se crió en la calle”

Y reiteró que “él fue siempre así: vos le ponés 10 tipos jugando al truco y 10 pibitos jugando a la bolita, y se va con los pibitos a jugar a la bolita. Él tiene problemas, en el sentido que es un muchacho grande pero es como un chico”.

Por su parte, sostuvo que “algo pasó entre la mamá, la pareja de la mamá y mi hermano. Por algo él se la llevo”. Y pidió a su hermano que “lleve la nena a la casa o que la lleve a una estación de servicio, un almacén, donde sea, pero que la devuelva. No voy a justificar nunca lo que está haciendo, pero es mi hermano y siempre lo voy a querer, por eso le pido que la devuelva. Para mí él no sabe que lo están buscando, tiene problemas él”.

A su vez, aclaró que “eso no quiere decir que si se presenta no lo voy a entregar. Soy capaz de atarlo en la pata de la mesa. Está mal lo que hizo, pero no la está arrastrando a la nena”. Y dijo que “quiero pedir disculpas a la familia y le pido a él que la devuelva”.

Por su parte, Luis afirmó también a TN que “hace cinco años que no lo veo. Es una porquería. Tiene ese problema, que abusa de las criaturas. Tiene antecedentes de abusar a mi sobrino”. Y contó que el padre del niño “nunca quiso hacer la denuncia”.

“Toda la vida se crió en la calle, desde los 7, 8 años. Vivió debajo de los puentes, hacía ranchito en la vereda, dormía en los carros”, expresó.

También manifestó que “la vez que aparecía en casa, se quedaba un poco, hacía cagadas y desaparecía. Siempre manoseaba a alguno de los chicos. Tiene cuatro o cinco causas. ¿Por qué no quedó preso?”, preguntó.

 

Importante

Si conocés alguna víctima de violencia familiar o abuso sexual comunícate al 137.

Si necesitás denunciar vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes comunicate al 102.

Si querés denunciar trata de personas comunicate al 145.