La Defensoría del Pueblo bonaerense llevó adelante una serie de gestiones para pedir que se prorrogue el vencimiento de las disposiciones sobre la suspensión de desalojos y el congelamiento de alquileres, cuya finalización había quedado fijada para este 31 de marzo.

Tal como informaron desde el organismo, se le pidió al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, que aplace los términos del decreto 320/20 y sus prórrogas, y a la Legislatura bonaerense para que de tratamiento legislativo a una iniciativa que extienda los plazos de la ley 15.172, disposiciones que fijaban la suspensión de desalojos y el congelamiento de alquileres.

Además, a través de su Secretaría de Hábitat, Tierra y Vivienda, el organismo que conduce Guido Lorenzino acompañó una declaración hecha por organizaciones, legisladores e instituciones que integran el Consejo Provincial de Hábitat de la Provincia para que se mantenga lo dispuesto por estas medidas.

Al respecto, indicaron que e este comunicado se puso de relieve la “honda preocupación por la situación de los hogares inquilinos y de quienes habitan en villas y asentamientos”, ante el vencimiento de las disposiciones adoptadas al inicio de la pandemia para garantizar la vivienda de quienes estuvieran en riesgo de desalojo.

“Prorrogar la vigencia de las disposiciones que protegen a las familias que alquilan y que habitan en asentamientos informales resulta indispensable para contar con un plazo para abordar salidas a la crisis habitacional profundizada por la pandemia”, expresó Lorenzino.

Por último, desde la Defensoría remarcaron que desde que comenzó el aislamiento por la situación del coronavirus redoblaron sus “esfuerzos en el abordaje de la problemática de las y los inquilinas e inquilinos y los conflictos por el acceso al hábitat”.