Avanza la pandemia y Ezra solo quiere jugar. Avanzan los contagios y Ezra apretuja un juguete. Llegan más restricciones y Ezra con su mamadera en una cama de Hospital. Se viene el invierno y Ezra necesita primaveras, ¡muchas! Esa esperanza se mantiene y reafirma cada vez que llega un nuevo día y Ezra abre sus tan lindos ojos.

No entiende de datos, estadísticas, el origen de las vacunas, si hay pocas o muchas, si el avión trajo millones o menos dosis, si la distancia social se cumple, si… nada de eso le genera un ritmo diferente porque con sus casi tres años tiene otras circunstancias que tampoco comprende pero siente: su cuerpito empieza con algunas dificultades, pasa días de internación, le ponen cofia y mameluco y entra por una puerta en la que no alcanza a leer la palabra “quirófano”.

Y cuando sale, no sabe el tiempo que pasó pero sabe que quiere hacer cosas en ese tiempo. Y llora. Y se ríe. Y en esa infancia, tiene un sueño de él que es el de todos: quiere vivir.

Porque Ezra -que padece DIPG, una especie de cáncer no demasiado frecuente y por ende casi no investigado- tiene que viajar como casi última opción de vida a Estados Unidos, donde podría recibir un tratamiento acorde y tener la expectativa de vida por la que su familia y ya gran gran parte de la comunidad lujanense pide.

Por eso, cada vez que se pueda y cómo se pueda, a colaborar con Ezra.

Evento con otra modalidad

Se suspende en la modalidad original, pero no en el objetivo, ya que es necesaria y urgente la ayuda. En estos días el pequeño debió ser sometido a dos nuevas intervenciones quirúrgicas, ante el avance de su enfermedad.

El objetivo es la videollamada y un posible tratamiento en Estados Unidos. Todo tiene un altísimo costo en dólares -mas de 100.000-, pero la comunidad lujanense está siendo muy solidaria. Y debido a la situación epidemiología por la que atraviesa el país y puntualmente Luján, el evento programado para el domingo no se llevará a cabo de la manera que se tenía pensado.

“Como es de público conocimiento y en virtud de las medidas sanitarias tomadas por el gobierno nacional, el evento ‘Todos por Erza’ a desarrollarse el 11 de abril queda suspendido. Como la enfermedad de Erza no entiende de burocracias ni pandemias, necesitamos seguir juntos ayudando de todos modos y es por eso que, durante ese mismo día estaremos vendiendo hamburguesas, panchos, choripanes y papas fritas como así también actuarán, vía streaming, las bandas que solidariamente nos habían confirmado su presencia”, sostenía en las redes sociales Ashe, la mamá de Ezra.

Por tal motivo, se invita entonces a quien quiera colaborar adquiriendo un menú del servicio de cantina, que se acerque a la cancha Santa Elena, ubicada en Fray Manuel de Torres esquina José María Pérez, para poder de todas maneras aportar con el objetivo solidario. Y es urgente.

Y en estos últimos días, la difusión ha llegado hasta diversos artistas que han sumado videos y palabras para augurar un posible viaje y el anhelado tratamiento en el exterior. Y hasta una carta de puño y letra que la familia de Ezra le hizo llegar al despacho del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, con el pedido de apostar a la Ley Oncopediátrica en nuestro país, para el estudio de estas enfermedades por parte de los científicos argentinos y la lucha diaria de este pequeño de Luján.

Entonces, todo es Urgente. Urgente, urgente, porque hay una situación de salud que no espera. Una enfermedad que avanza. Un nene que apretuja un juguete, se divierte con globos, mira tele, abraza a mamá, llora, se ríe, llora, se ríe. Y eso es lo que tiene que seguir teniendo Ezra, todo eso que no es otra cosa que infancia. ¡Vamos por la mejor infancia Ezra!

Compartimos aquí este link para la nueva cuenta de colaboración:
https://www.gofundme.com/f/todos-x-ezra?utm_campaign=p_cf+share-flow-1&utm_medium=copy_link&utm_source=customer