La caricia es tan verdadera como el puño en alto reclamando. El abrazo a sus cuerpitos cansados es como la palabra fuerte y directa para que le llegue a quien le tenga que llegar. Las noches de desvelos por ellos, los días extenuantes de rescates, los dolores por los olvidos y desidias y maltratos de otros, son como la misión a revertir, siempre. Y los días buenos, soleados, felices y esperanzadores son como indudablemente la esencia y alma de cada animal que comparte este mundo con nosotros.

Un día como fecha de homenaje, un amor durante todo el almanaque y un conjunto de decires y acciones para que alguna vez, finalmente alguna vez, vivamos en un tiempo de más armonía.

Desde la Asociación Protectora Más Amor Animal compartieron a través de un texto con su mirada, sentir y empuje, que a continuación compartimos:

“29 de abril, Día del Animal, nada para festejar. Reclamamos por sus derechos. Miles de vecinos de los 135 Municipios de la Provincia de Buenos Aires exigen al gobernador, angustiados, en medio de la pandemia, que se continúe brindando un servicio esencial de salud pública: las castraciones”, comenzaron mencionando desde la entidad proteccionista.

Y detallaron que “la Ley provincial 13879/08 vino a terminar con las matanzas de perros y gatos en la provincia. El Gobierno provincial se dio cuenta de que era lo peor que se podía hacer, no sólo por lo repudiable, sino porque la reproducción geométrica de estos animales hacía que cada vez hubiera más. Esta ley exige castraciones masivas y gratuitas en todos los Municipios, única manera de equilibrar la cantidad de animales con los hogares disponibles, actuando sobre el origen del problema, que son los nacimientos. Pero en lugar de dar cumplimiento a la ley, el Estado reemplazó el anterior método de muerte en cámaras de gas por agonías dolorosas y muerte en las calles. Porque el Estado nos abandonó a todos. Cuando el Estado deja de cumplir con la ley y con su responsabilidad hiere de muerte a los animales, pero también a la sociedad, que aprende con el ejemplo y el ejemplo que da es la inacción, el abandono, la indiferencia y el incumplimiento de la ley”.

En esa línea, del incumplimiento, aseguraron: “La ley no se cumple. El Ministerio de Salud, como autoridad de aplicación de la misma, tiene la obligación de hacer que los Municipios castren masivamente cuidando la salud de la población. La ausencia de este servicio o su prestación insuficiente logró que la sobrepoblación aumentara, junto con el riesgo de epidemias zoonóticas como la rabia, entre varias otras, dejando a la población humana a cargo de enfrentar sola las consecuencias epidémicas de la sobrepoblación de perros y gatos. Los vecinos, superados por la situación que viven a diario en sus hogares y en las calles, solicitan al gobernador, Axel Kicillof, que haga cumplir la ley y se brinde un servicio masivo, gratuito, sistemático, temprano, abarcativo y extendido de castraciones y vacunación antirrábica en todos los municipios para, controlando la población animal, evitar las zoonosis”.

Y añadieron que “mientras esta situación no se resuelva millones de animales se siguen reproduciendo con un triste destino: el abandono y el sufrimiento hasta la muerte” y como síntesis ante tan extenso tema, tan extensa esperanza y reclamo, finalizan: Festejaremos este día cuando vivamos en una comunidad que respete las leyes que protegen a los animales!”.

“La palabra es tan necesaria como la caricia en esos cuerpos tantas veces heridos. El abrazo les rejunta los pedacitos de ladridos y les pone forma nuevamente de animal querido. Y todo con el motor de la acción. En este 29 de abril y en cada rinconcito de cualquier almanaque donde haya un animal maltratado, olvidado, hambriento, sufriente… y donde estén los protegidos y cuidados, los derechos son para todos. Palabras y acciones. Se necesita el abrazo y el reclamo. Para el derecho a la mejor convivencia.

Los links de contacto

https://www.facebook.com/masamoranimallujan
https://www.instagram.com/masamoranimal