Un Porsche Boxter S, dos motos BMW Adventure y un camión Mercedes Benz Actros 1831 fueron secuestrados este jueves por efectivos del Departamento Delitos Federales de la Policía Federal en varios allanamientos que se realizaron en Luján.

Los vehículos de alto valor habían sido ingresados al país de acuerdo con el régimen que permite la repatriación de los bienes de argentinos que vivieron en el exterior y vuelven al país, informó en Infobae el periodista Omar Lavieri.

Y añadió que la causa judicial se inició con una denuncia de la Aduana presentada ante el Juzgado Nacional en lo Penal Económico 5 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quien por considerar que las importaciones que se investigaban fueron oficializadas ante la Aduana de la localidad de Campana, se declaró incompetente. Fue así que el expediente llegó al juzgado federal de Campana a cargo Adrián González Charvay.

La denuncia inicial señalaba que las personas que hicieron el trámite de repatriación seguirían viviendo en el exterior y solo entraron al país para firmar los papeles de los vehículos. Fuentes judiciales explicaron a Infobae que la resolución que regula la importación de bienes de argentinos que vuelven del exterior luego de dos años o más de residencia afuera establece que los autos deben estar registrados en un domicilio fijo, con un trámite de ingreso a la Argentina iniciado al menos tres meses antes de la llegada con una factura de compra o declaración de valor adjunta. Agregaron que los vehículos no pueden ser vendidos, según establece la resolución, por al menos dos años después de la llegada al país.

Según las fuentes de la investigación, el Porsche fue hallado en una concesionaria de avenida Carlos Pellegrini. “El auto de lujo había sido importado desde España por Luis Rodolfo Blanco e ingresado al país a través de la Aduana de Campana bajo el régimen de mudanza que permite la repatriación de los bienes”, detalló. Y agregó que “el Porsche, según se desprende de la investigación, había pasado por varias manos antes de llegar a la concesionaria allanada”.

En tanto, explicó que “una de las motos BMW secuestradas también había sido importada por Blanco desde España en 2018. En un de los allanamientos fue hallada en poder de otra persona -en Luján- a la que Blanco le había extendido un poder para manejarla y que en 2019 se había convertido en la titular del dominio del vehículo.

“La segunda moto BMW había sido importada en octubre de 2018 por Carlos Alberto Soneira desde España mediante el mismo trámite de mudanza realizado en la Aduana de Campana. La moto estaba en poder de una persona que tenía una autorización para conducirla desde enero de 2020”.

Mientras que “en otro procedimiento realizado en Luján se secuestró un camión Mercedes Benz que había sido importado por Soneira con el mismo procedimiento que la moto BMW”, indicó.

“El negocio -explicaron los investigadores- es comprar en el exterior los vehículos a un precio bajo, ingresarlos al país sin impuestos y luego revenderlos aquí sin esperar los plazos establecidos por la normativa”, completó.

Fuente y foto: Infobae