El Municipio y la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) llevaron adelante nuevas jornadas de remoción de autos abandonados en la vía pública, con el objetivo de liberar el espacio público, evitar focos contaminación y aumentar la seguridad en distintos puntos del distrito.

“Durante las últimas tres semanas se retiraron automóviles que estaban abandonados en los barrios Santa Elena, San Francisco, Centro, Sarmiento y Juan XXIII, cuyos propietarios fueron notificados por personal de la Subdirección de Inspección de Tránsito y Seguridad Vial, pero que no acataron el plazo de intimación para moverlos”, señalaron desde la Comuna.

“En estos operativos, en los que procedemos al retiro de aquellos vehículos que ya habían sido varias veces notificados a sus propietarios de su infracción según la Ley de Tránsito, son importantes porque tienen que ver con la seguridad, la salud de los vecinos y vecinas y con el cuidado del espacio público. Seguiremos trabajando de forma semanal en su remoción”, agregó el titular de la Secretaría de Protección Ciudadana.

Los trabajos se realizan con una grúa que la ANSV pone a disposición de la Subdirección de Inspección de Tránsito y Seguridad Vial. Los vehículos retirados quedan a disposición del Juzgado de Faltas.