La semana pasada nuestra ciudad registró un impactante aumento de casos positivos de Covid, que derivó en 533 contagios en siete días. Y si bien también hubo un récord de vacunación en Luján contra el coronavirus, con 1.596 dosis aplicadas en un solo día, la preocupación en el sector de Salud aumenta.

“Teniendo en cuenta la crecida de los casos en Luján, la situación del Hospital en este momento es de mucho trabajo y de muchísimo sacrificio por parte del personal para hacer frente a la gran demanda que tenemos en todos los servicios”, indicó en diálogo con LUJANHOY el director ejecutivo del Hospital Municipal Nuestra Señora de Luján, Daniel Sánchez.

Consultado sobre la ocupación de camas ante el avance de la tercera ola, el profesional explicó que “la preocupación, en este momento, no es la posibilidad de tener grandes cantidades de pacientes con Covid para internar porque ya hemos visto que está tercera ola se caracteriza por cuadros más bien leves. El problema más grande es que las camas ya están ocupadas con personas que ya tienen otras patologías y que el año pasado, durante la segunda ola, no fueron atendidas porque la gente no venía a consultar. En ese momento, el Hospital estaba totalmente vacío, disponible para la internación Covid. Pero en este momento, al estar todas las camas ocupadas, la tarea del personal de Salud sigue siendo a full y a eso se le suma la gran demanda por guardias de todo tipo y la patología propia del Covid y su demanda con los hisopados”.

Más allá de la situación que se agrava con el paso de los días, Sánchez valoró que “afortunadamente, no tenemos una gran cantidad de pacientes graves. Mejor dicho, no tenemos pacientes graves. Hemos tenido dos pacientes graves esta semana pero que implican internación porque son personas con algún factor de riesgo pero una vez que se los estabiliza, se van a su casa. En este momento, en la terapia, no tenemos pacientes con Covid”.

Pero insistió en que “la terapia está saturada por otras patologías, en su gran mayoría por accidentes de tránsito que ocupan y mantienen a todos los equipos trabajando las 24 horas y los siete días de la semana”.

Por tal motivo, pidió “a la población que tengan este factor en cuenta y que, además, tengan mucho cuidado en la circulación”.

En relación a la demanda que hay para hisoparse ante la presencia de síntomas, Sánchez explicó a este medio que “creció ampliamente en estas últimas dos semanas. El Hospital está hisopando de lunes a sábados, haciendo PCR y tests rápidos. Y al mismo tiempo, para ir mejorando la atención, ahora también está hisopando la Colonia Cabred tres veces por semana y en el barrio San Fermín (en el CIC) para abarcar toda esa zona y que el vecino no tenga que acercarse hasta el Hospital”. Y adelantó que “en los próximos días, la localidad de Olivera comenzará a implementar hisopados para toda la población”.

“Se recomienda que la gente vuelva a utilizar todas las medidas de cuidado, sobre todo, el uso de barbijo y la distancia social. Hemos visto en los últimos dos meses que la apertura provocó esta estampida que adelantó la tercera ola, por eso es importante que la gente se cuide para frenar la velocidad de los contagios. Si bien no son casos graves, lo que está pasando es que se contagia tanta gente, entre ellos el personal esencial, que no es posible sostener una oferta de atención. Si seguimos con tanta velocidad en los contagios, vamos a tener mucha gente enferma al mismo tiempo y lamentablemente, todos los servicios se van a enlentecer y no va a haber más gente para poner en esos lugares. Le pedimos a la gente que nos ayude todo lo que pueda”, añadió el director ejecutivo del nosocomio público.

Respecto de la posibilidad de que se vuelva a poner en marcha el triage que dispusieron sobre la segunda ola, el profesional comentó que “los síntomas de esta tercera ola son más leves. De hecho, la gente consulta muy poco. Se hisopan y se van, es por eso que tenemos una tasa de consulta bajísima. Así que de momento, dadas estas circunstancias, se está atendiendo la guardia de Covid a través de la guardia general como en la mayoría de los hospitales. Aún así disponemos de los containers en el frente, donde se está hisopando. De ser necesario, se van a convertir para ampliar la consulta y poder contener la demanda, si subiera la demanda de consultas clínicas”.

Por último, reiteró que “lo importante no es hisoparse enseguida, lo importante es aislarse. Mientras la persona esté aislada de su núcleo familiar, si no consigue turno tiene la opción de hisoparse al día siguiente, pero no es la urgencia lo que sirve. Es importante que se aísle rápidamente del resto de la familia, teniendo en cuanta de que con una alta tasa de población vacunada, los tiempos de aislamiento se han reducido”.

Y recordó que “las personas con vacunación completa tienen que aislarse siete días y los no vacunados, 10 días”.

Escasez del personal sanitario

En las últimas horas, ante la crecida de los casos, se sumó “a la escasez de camas para internación, tanto Clínica Medica como Terapia Intensiva, la falta de personal para cubrir los turnos y guardias pertinentes”.

“Hay muchos contagiados y contactos de enfermos que deben aislarse y donde antes había cuatro hoy son 2 o solo. La población deberá ser paciente en las salas de guardia”.