Foto: Archivo

El viernes pasado se desarrolló la segunda reunión de la Paritaria Salarial de la provincia de Buenos Aires, en la que se debatió lo planteado por el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) en torno del esquema paritario 2022.

“El mismo debe contemplar una paritaria corta, con aumentos bimestrales y con revisiones de readecuación del impacto inflacionario en cada bimestre, similar al del 2021”, explicaron desde el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), integrado por AMET, FEB, SADOP, SUTEBA y UDOCBA.

Además, sostuvieron a través de su propuesta que “se tiene que garantizar el salario docente por encima del proceso inflacionario y la recomposición del poder adquisitivo”.

Y tras el cuarto intermedio, este martes tuvo lugar una nueva reunión de la paritaria salarial de la provincia de Buenos Aires, donde el gobierno y los gremios continuaron la discusión por el aumento para este año. De la misma participaron el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López; la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec; el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, y los representantes de los gremios, entre otros.

Tomando las demandas de los trabajadores de la educación planteadas por el Frente de Unidad Docente Bonaerense en las anteriores reuniones, se realizó una oferta salarial que contiene un esquema de paritaria corta, en tres tramos, que implica un aumento promedio del 41,8 por ciento y que lleva el salario inicial del cargo testigo del MG sin antigüedad de 55.110,7 pesos a 65.006,3 pesos en marzo, a 71.070,3 en julio y a 78.549,3 en septiembre.

Además, se integran dos cláusulas: reapertura de paritaria en el cuarto bimestre y otra de seguimiento con readecuación para garantizar la recuperación progresiva del salario docente.

“Cabe resaltar que el FUDB había solicitado una paritaria corta con revisiones de readecuación del impacto inflacionario, similar a la del 2021, con reapertura para discutir el salario del último tramo del año 2022”, recordaron desde los gremios.

Y agregaron que también se pidió “garantizar el salario docente por encima del proceso inflacionario y continuar con la recomposición del poder adquisitivo, punto fundamental en la demanda”.

Por su parte, el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, destacó que: “Luego del encuentro que mantuvimos en enero, trabajamos en función de las inquietudes planteadas por las y los representantes docentes y acercamos esta propuesta salarial en tres tramos, que, incluyendo el incremento en los fondos nacionales acordados en la paritaria nacional, permite alcanzar un incremento del 17% en marzo; del 28% en julio, y alcanzar una suba, con respecto a diciembre de 2021, del 41,8% en septiembre. Esta propuesta, busca continuar el fortalecimiento del poder adquisitivo de las y los trabajadores de la educación, como lo hicimos durante todo 2021 gracias al diálogo y la búsqueda de consensos”.

La propuesta realizada por el gobierno fue recepcionada por los gremios y será puesta a consideración de sus respectivos cuerpos orgánicos.

“En un marco de democracia sindical, los y las docentes definirán la aceptación o el rechazo de la propuesta”, completaron.