Tal como informara LUJANHOY, vecinos de la localidad de Open Door no ocultaron su preocupación por diversos robos y destrozos en viviendas del ProCreAr. El último hecho ocurrió el domingo pasado y la víctima fue una familia a la que le robaron por segunda vez. Además de causar destrozos en el interior de la casa, los delincuentes se llevaron ropa, mercadería y una bicicleta.

Tras estos hechos, denunciaron que hubo al menos cuatro robos en la última semana y más de 10 en los últimos meses. Ante esto, este miércoles entregaron una carta dirigida al intendente Leonardo Boto, acompañada por la firma de todos los vecinos de la zona, damnificados y no damnificados aún ye se solidarizaron con los afectados.

En la nota, los habitantes del lugar expresan que “desde el comienzo de las obras, hace aproximadamente cinco meses, y hasta la actualidad, somos víctimas de robos, hurtos y daños varios en nuestras propiedades. Perdimos herramientas, materiales, bombas sumergibles, entre otras cosas, y debemos reparar reiteradamente los daños que causan para ingresar a los inmuebles, tales como la destrucción de puertas, alambrados, rotura de candados, etc.”

“En ocasiones tuvimos que volver a realizar trabajos en las obras, porque destruyeron lo que se había construido durante el día, ocasionando más gastos por la pérdida de materiales y la necesidad de pagar nuevamente mano de obra para construir dos veces lo mismo”, agregan.

Por otra parte, en el escrito cuentan que “las personas que ya habitan en el lugar, que a pesar de estar en sus viviendas con mayor frecuencia que los que se encuentran construyendo, han sido víctimas de los delitos mencionados, perdiendo varios bienes y sufriendo roturas graves en la propiedad”.

Y prosiguen: “Cada mañana nos comunicamos entre los vecinos y vecinas para saber a quién le tocó ser víctima de los hechos mencionados perpetrados durante la noche, los cuales se intensifican con el paso del tiempo, volviéndose más frecuentes, y en ocasiones repitiéndose las víctimas”.

Además, remarcan que realizaron “las correspondientes denuncias penales, y comunicamos la problemática al personal de la comisaria Luján Tercera, ubicada a solo tres cuadras del predio, donde nos informan acerca de la falta de recursos tales como vehículos, combustible, personal, entre otros, no obteniendo solución a la problemática que vivimos”.

Por lo expuesto, solicitan que “se coloquen cámaras de vigilancia en el lugar, alarma vecinal, más patrullajes en la zona, y cualquier otra medida que considere necesaria a fin de prevenir la comisión de delitos, que nos ocasionan tanto malestar y angustia, retrasando aún más la posibilidad de culminar con las obras de manera completa y poder habitar nuestras viviendas”.

“Exigimos que se respete nuestro derecho de vivir en paz y poder criar a nuestros hijos e hijas en un lugar digno y seguro”, finaliza el escrito.

Además de la nota, los vecinos adjuntaron las denuncias penales efectuadas a través de diferentes medios y quedaron “a la espera de una pronta y favorable respuesta”.