Reescribir la historia. En el mismo papel que es el mundo, pero con otra letra y con otro decir. Porque los que estamos hoy, podemos apostar al verdadero cuidado de nuestra gran casa desde la posibilidad del no derroche y reutilización de los recursos que tantas veces nos parecen inagotables, cuando en realidad, debemos poder proteger desde su utilización consciente.

Y ahí aparece la infancia. Junto con la educación. Educar en la infancia para que ellos crezcan a toda valorización del planeta. A todo respeto. A todo disfrute. Tan importante resulta un proyecto de concientización ambiental que merece, claro, su difusión y las lógicas felicitaciones para los protagonistas: alumnos, docentes y directivos del CEC N° 801 “Villa de Luján” que han sido seleccionados para participar de la Feria de Ciencias a desarrollarse en la ciudad balnearia de Mar del Plata.

Desde el orgullo por tales representantes y la alegría de todos los involucrados, desde LUJANHOY dialogamos con la docente Leandra Vasconcellos, del Grupo A1 del C.E.C N° 801 “Villa de Luján” encargada de llevar a cabo el Proyecto de ciencias llamado: “¡Papel otra vez!”.

“Estamos felices de poder ser parte de este evento. Es lo que deseamos desde principio de año, poder ser reconocidos como institución de enseñanza, que nos conozca la comunidad. Fue un trabajo arduo, de mucho compromiso por parte de los estudiantes. Es un orgullo para nosotros como Grupo del C.E.C (Centro Educativo Complementario) representar a nuestra institución y a Luján. Estamos desbordados de felicidad, a la vez, sabemos que es un compromiso muy grande y lo tomamos con seriedad y responsabilidad”, mencionaba Leandra desde el rol de vocación y profesionalismo de la docencia, desde donde también señalaba cómo están sus alumnos ante esta participación.

“Los estudiantes están super emocionados con esta hermosa experiencia, todo el grupo está feliz, hay mucha ansiedad, estamos contando los días. Con la noticia de que pasamos a la otra etapa fue una alegría inmensa, no lo podíamos creer, entre tantos pasamos nosotros. Nuestro Grupo A1 está formado por 18 estudiantes de 1° y 2° Grado. A todo el grupo le gustaría ir, pero lamentablemente, solo pueden ir dos estudiantes como expositores, que fueron elegidos por el propio grupo, entre todos decidieron que ellos fueran a representar al grupo y al C.E.C.”.

Y sumaba los detalles del evento: “La Feria es el martes 15, miércoles 16 y jueves 17 de noviembre, en Mar del Plata. Para nosotros como institución no podemos más de la emoción, nos llena de orgullo llegar hasta esta instancia a nivel provincial” decía entonces remarcando que luego de diferentes instancias -distrital y regional- el CEC obtuvo su galardón y por el mismo voto de sus compañeros, los estudiantes que representarán en la instancia Provincial a todo el CEC son Giovanni Aredes y Azul Pserga Marengo: “Fueron elegidos por sus compañeros dado que eran los que más se animaban a hablar y no les daba vergüenza”.

Para reescribir siempre

Los días, la vida, renovados y renovando los tiempos en los que a cada uno le toca utilizar y también cuidar lo que sabemos parte de lo cotidiano. Teniendo en cuenta, en este caso, que un papel tiene un pasado de arboleda, porqué no asegurarnos que todo se use y menos se dañe. Acerca del Proyecto que los lujanenses llevarán a la Feria de Ciencias, Leandra nos contaba: “Nuestra propuesta de ciencias fue un trabajo llevado a cabo desde abril de este año que se desprende del proyecto de aula-taller ‘¡Papel otra vez!’, donde se trabajó en base a distintas experiencias para arribar a contenidos del Área de Ciencias Naturales. Al realizar una investigación sobre ‘la fabricación de papel’ surge la inquietud sobre las formas de fabricación de papel, se realiza una valoración de los pro y los contra de cada forma de fabricarlo arribando a la conclusión de que reciclando papel, utilizando un método artesanal era el modo más amistoso con el ambiente y más económico”.

Y detallaba: “Partiendo de experiencias y de la investigación sobre el tema, se armó una lista de materiales que se necesitan para elaborar el papel en forma artesanal, buscando elementos que no impliquen el uso de energía, evitando la contaminación de todo tipo, los estudiantes aportaron sus ideas y juntos comenzamos a elaborar papel reciclado utilizando un método puramente artesanal. Luego de esa elaboración, se realizaron con esos papeles reciclados rústicos tarjetas para la invitación a los actos, anotadores y realizamos también un tutorial con el paso a paso de la elaboración de papel para compartir con la comunidad educativa a través de nuestras redes sociales de Facebook e Instagram”.

Renovando conciencia, desde la institución educativa vienen sosteniendo un andar que los pinta de verde y les pone el mejor sol de esperanza para creer en el más sano mundo. Por eso, andan a toda conciencia ambiental, que para ellos es “parte fundamental, es un eje transversal. Es un eje que debemos trabajar y poner en práctica en toda la institución, está como contenido en nuestra Propuesta Curricular para C.E.C. La idea principal es lograr una toma de conciencia de la importancia que tiene el cuidado de nuestro medio ambiente, que nuestros estudiantes sean agentes activos desde temprana edad, es algo que nos atraviesa”, decía la docente.

En tanto, destacaba en el caso puntual de este proyecto la poca inversión económica pero con los más válidos resultados: “Es un proyecto súper económico, solo usamos material reciclado como hojas usadas de cuadernos, carpeta, fotocopias, diario, recipientes plásticos de helados, baldes, toallas de mano viejas, un colador grande de plástico, fueron materiales con los que contábamos y no tuvimos que comprar nada. Tenemos un solo colador grande con el que nos turnamos para usarlo, nos serviría tener más para poder producir más cantidad de pulpa de papel, igual que las toallas que tenemos dos. La idea era generar un proyecto que fuera accesible para todos, que cualquiera pudiera hacer en su casa sin generar gastos. Reemplazamos el uso de la licuadora para evitar usar energía y generar un gasto mayor con la implementación de un sistema que consiste en cortar con tijera los papeles bien chiquitos y así lograr molerlo con nuestras propias manos con facilidad, queda más rústico el papel, pero es realizado por los estudiantes sin necesitar ningún otro elemento más que sus manos”.

Y con esas manos, con ese corazón y la posibilidad de recibir siempre conocimientos y compartirlos, los chicos están tan entusiasmados que contagian, claro, esa alegría: “Las expectativas son las mejores, lograr un reconocimiento como institución educativa, darnos a conocer a toda la comunidad. Tener una buena devolución y calificación. Aunque ya el hecho de formar parte y haber llegado a esta etapa es grandioso, desbordamos de felicidad. Queremos reforzar nuestra identidad. Siempre se nos ve o se nos conoce como ‘guardería’ y queremos desterrar esa mirada. El Centro Educativo Complementario es una institución en la que los estudiantes aprende, trabajamos con una modalidad de aula taller que nos permite abordar los diferentes contenidos a través de un ‘hacer’ en grupo, el taller promueve actitudes de investigación y juego, considerando el aprender como un desafío y la integración de diversidades como un potencial. Más allá del resultado tenemos planeado continuar el año que viene con nuestros proyectos de ciencias para seguir participando de la Feria”.

El proceso

Ahí están las manos, haciendo lo que aprendieron. Compartiéndolo. Entonces, relatan el procedimiento:

1. Cortamos el papel con tijera en trozos pequeños.
2. Los dejamos en agua por 24hs.
3. Luego colamos para sacar la mayor cantidad de agua.
4. Preparamos la pulpa dándole forma de hoja de papel.
5. Le damos forma y con una toalla escurrimos los restos de agua.
6. Se deja al sol por dos días para obtener una hoja de papel reciclado.

Como un juego, hay manos pequeñas, aprendiendo… y enseñando. Mostrando cómo. Pidiendo que paremos, veamos y nos pongamos realmente a pensar en cuánto vale creer en un mundo más sano. Hay manos que ya, con cada hoja para reescribir, están escribiendo esos párrafos de ese mejor mundo.