El jueves pasado un importante corte de energía eléctrica afectó al barrio Juan XXIII, dejando a los vecinos casi cuatro horas sin suministro. La interrupción fue desde las 21.15 hasta la 1 de la mañana aproximadamente.

Y el viernes, la situación volvió a repetirse aunque no por tanto tiempo. En esta ocasión, el corte de la energía fue de día y se produjo entre las 10 y las 11 de la mañana, nuevamente dejando a los usuarios sin el servicio y, sumado a esto, el impacto de las altas temperaturas.

Debido a los cortes de los últimos días, la bomba de agua que abastece a una parte del barrio se quemó. Esto ocasionó importantes inconvenientes y hasta la falta de agua en varios domicilios hasta las primeras horas de este lunes.

Según informaron fuentes consultadas del Municipio, “existió una falla a partir de los cortes de luz pero fue solucionado en el momento. Entendemos que esto de todas formas puede haber generado problemas con el agua pero ya fue resuelto”.

Por su parte, la presidente del Sociedad de Fomento del barrio Juan XXIII, Sandra Gatica, sostuvo que “hubo problemas con el agua por los cortes de luz, porque se quemó algo de la bomba”.

Y acerca de si el inconveniente persiste, indicó que “recién anoche, de a poco, comenzó a subir de nuevo el agua a los tanques”.