A partir de un video que un trabajador municipal subió en sus redes sociales personales y se viralizó rápidamente, donde se lo observa rompiendo vidrios en la Terminal de Ómnibus con una masa, el Municipio inició las acciones administrativas correspondientes que concluyeron en la suspensión del trabajador y la instrucción de un sumario.

En este sentido, señalaron que “de los hechos surge que el mismo no estaba en su horario de trabajo y que no cumple ningún tipo de funciones en la Terminal ni tiene responsabilidades ni tareas vinculadas a la obra, por lo cual no debía estar en el lugar y deberá dar explicaciones en la instancia sumarial en relación a su comportamiento”.

Respecto de las obras, se realizarán trabajos de puesta en valor y conservación patrimonial de interiores y de adaptación del edificio a las nuevas condiciones tecnológicas.

Además, se brindarán nuevas concesiones comerciales y de los servicios de ómnibus de larga y media distancia que mejorarán la operación de los servicios de pasajeros. Todas estas obras significarán mejoras en las utilidades para usuarios y visitantes.