El bloque de concejales de Unión por la Patria expresó su “más enérgico repudio a la brutal represión ordenada por Gerardo Morales contra el pueblo jujeño”.

A través de un comunicado, apuntaron que “la violencia ejercida, la detención ilegal de manifestantes, las entradas a sus casas sin orden de allanamiento, el patrullaje de camionetas sin identificar y esta caza de personas desatada por el Estado provincial de Jujuy, nos retrotraen a las épocas más temibles de nuestra historia”.

“La movilización social reprimida se inició con el legítimo reclamo salarial de la comunidad docente, que tiene los sueldos más bajos de toda la Argentina. Luego se sumaron los pueblo originarios, los estatales, personal de salud, municipales, estudiantes y vecinos”, señalaron.

Y en esa línea, agregaron: “Fue la reforma de la Constitución Provincial, aprobada mediante el Decreto N° 8464-G/2023, que no escuchó ni dio la debida participación a los pueblos originarios y que en sus decisiones afecta sus derechos, territorios y recursos naturales que impulsó las distintas movilizaciones en toda la provincia. Que dicha reforma, entre otros puntos, criminaliza la protesta y la movilización social, y sanciona a las personas y organizaciones que participen”.

En este sentido, manifeestaron: “Vale aclarar que los cortes de ruta no fueron violentos y respetaban el derecho de paso en autopistas federales y que las manifestaciones se desarrollaban pacíficamente. Y, que fue el propio personal policial infiltrado quien comenzó a violentar la Legislatura Provincial para legitimar el uso represivo de la fuerza”.

A su vez, consideraron que “a casi 40 años de democracia, el gobierno provincial de Gerardo Morales que solo busca garantizar ‘el libre tránsito y la circulación’, avasalla, entre otros derechos individuales y colectivos, el derecho a la protesta reconocido por nuestra Constitución Nacional, como asimismo por los Tratados Internacionales de Derechos Humanos”.

Por otra parte, los ediles César Siror; Carolina Francia; Ignacio Lopolito; Agustina Torres; Joaquín Martucci; Eva Rey; Romina Grossi y Gabriel Jurina sostuvieron que “por nuestra memoria histórica y en defensa de nuestra democracia que tanto nos costó construir, exigimos al gobernador Gerardo Morales, como también a toda la dirigencia de Juntos por el Cambio, la pacificación social, la búsqueda urgente de diálogo para atender las demandas de las comunidades originarias, de los gremios y los sindicatos docentes y municipales”.

Por último, expresaron: “No podemos tolerar ni avalar dirigentes que piden ‘bala o cárcel’ y que lo único que los unifica, en su interna feroz, es el apoyo a la represión contra el pueblo jujeño. Basta de violencia, de represión y persecución a la protesta social porque el derramamiento de sangre nunca más puede ser el camino”.