Miles de peregrinos se congregaron este domingo para celebrar la 67° Peregrinación a la Virgen de Copacabana.

La jornada comenzó con un acto a las 8, seguido por el rezo del Santo Rosario y una conmovedora misa en honor a la Virgen de Copacabana, presidida por el Obispo de Bolivia Percy Lorenzo Galván Flores.

El intendente Boto encabezó el acto protocolar, destacando la importancia de la peregrinación como un símbolo de fe y unión.

Luego, la Procesión al Santuario de Nuestra Señora de Luján y el tradicional Desfile de Fraternidades culminaron la jornada, reafirmando la devoción y la tradición religiosa de la comunidad boliviana con su santa patrona.