No son solo calles y casas y esas esquinas y los cableados y el tránsito y la sonoridad propia del lugar. Es la historia, es el saludo, es esa esquina de encuentro, es cada fachada que abriga familias detrás, es la calle que vio infancias y las renueva, son los adultos que dejan huella, es el barrio, con todo lo material y lo humano, simbólico y concreto. Entonces cuando se lo ve y vive y quiere, surgen las miradas compartidas, los proyectos de a varios, la tarea para los logros.

Lujan Hoy charló con Viviana Robagliati, vecina del barrio de extensa trayectoria en la Sociedad de Fomento, con diversos períodos al frente de la misma, aportando trabajo y organización, tareas que ahora pone al servicio de esta Comisión de Vecinos recientemente conformada, luego de desavenencias con parte de la comisión directiva de la entidad fomentista.

“Yo dejo la sociedad de fomento por no compartir las mismas ideas con el vicepresidente en su momento y con otros miembros de la comisión que fueron 4, teniendo de parte del vicepresidente para conmigo y para otros compañeros, malos tratos y falta de respeto, es por eso que nos retiramos 8 miembros, renunciamos y por ende la institución quedó acéfala. Después de haber renunciado los integrantes decidimos formar una comisión de vecinos para poder seguir trabajando por y para los vecinos como lo estamos haciendo”, señalaba como base de esta nueva etapa que los encuentra ya proyectando lo que se viene.

El camino del estar mejor

Apenas comenzado este 2024, ya vienen organizando el momento de las actividades, teniendo como objetivo “ver cómo podemos seguir brindándoles a los vecinos las mismas actividades que teníamos” sostenía Viviana.

Y detallaba: “Actividades como los controles audiovisuales y realización de anteojos a precios económicos como también la llegada de camiones de pescados y mariscos, el de lácteos, de pastas, embutidos, el camión de carne, pollo y cerdo y los productos frutihortícolas para poder beneficiar a los vecinos”, decía con la inmensa importancia que tiene todo lo referido a lo alimenticio, sin dejar de ver también otras actividades de relevancia.

“Queremos seguir con las ferias americanas, los cursos y el apoyo escolar, pero para todo esto estamos tratando de conseguir un lugar físico ya que no contamos dónde cobijar a nuestros niños y vecinos, además contamos con un ropero comunitario que no sabemos dónde ubicarlo y también una biblioteca. Teniendo ese lugar entonces ahí podríamos ver cómo va a ser el orden de prioridades”.

Esas puertas -aun imaginarias materialmente pero concretas en proyectos y deseos de trabajo conjunto- están abiertas para que más vecinos quieran ser parte de la organización y actividad de la Comisión.

“Con respecto a sumarse gente a esta comisión, quiero decirles que está abierta a todos los vecinos que quieran participar. No tenemos un día puntual de reunión por ahora, pero a partir del mes de marzo vamos a ir informando dónde nos reuniremos y queremos informar que si alguien tiene un lugar para que nos presten y nos podamos juntar, será bienvenido”, manifestaba Viviana, que dejaba su número telefónico -2323 578328- para que a partir de marzo quien quiera solicitar información pueda hacerlo.

“Todo lo hacemos a pulmón, no es política partidaria lo que hacemos es solamente política social para ayudarnos entre todos”, remarcaba la presidente de esta nueva Comisión de Vecinos del barrio Sarmiento.

E instaba a la participación para sostener lo que se logre, soñar con más logros y saber que en la tarea conjunta esos sueños con base de proyectos, pueden ser raíz de los mejores tiempos para el barrio.