El acopio de materiales reciclables junto a Usina Eco generan un necesario ingreso.

Cada historia de pelos enmarañados, patitas gastadas, orejas caídas y almas dolidas, comienza a revertirse cuando alguien ve ese dolor. Lo siente cercano y cree fervientemente en la posibilidad de cambiarlo todo. Y acepta y entiende y se hace fuerte sabiendo también lo difícil que resulta en muchos casos.

Pero hay algo que sí es posible: el inicio de un tiempo de esperanza. Una ayuda que aunque sea en unos últimos suspiros, hace que sea un encuentro como gesto para el mejor mundo, ese mundo más solidario, condescendiente y de todos que siempre se desea tener.

Ahí está el gesto, la posibilidad de una historia diferente. Desde ahí elaboran y construyen su actividad cotidiana la gente del Círculo de Amigos del Animal Callejero “Manos x Patas”, que ante diversos momentos puntuales recurren a la organización de -como en este caso- una rifa para afrontar gastos.

Acerca de la misma, que se sorteará por Lotería de la Ciudad Nocturna, Guillermo Porto, miembro de “Manos x Patas”, le detallaba a LUJÁNHOY: “La idea es tratar de solventar gastos veterinarios que surgen en la castración, haciendo foco en las hembras adoptadas. En este contexto priorizamos pero sabemos la importancia de castrar a los machos. Nuestros adoptados se entregan con castración obligatoria a cargo de ‘Manos x Patas’ y se nos dificulta cumplir con este compromiso”.

Y hacía hincapié en la realidad de la necesidad de campañas de esterilización sostenidas en el tiempo. “Es una preocupación, la verdad la situación que se observa en Luján necesita que se replantee un poco el mecanismo de castraciones sostenidas en el tiempo y primordialmente en los barrios”.

Ingresos tan necesarios

Con la tarea del día a día e historia por historia, que conlleva el poder afrontar los gastos que derivan de toda acción de traslado, rescate, atención veterinaria, tránsito, la gente de “Manos x Patas” se organiza para recaudar al menos lo básico e imprescindible.

“De acuerdo a la situación económica del país y en función de los aumentos de alimentos, traslados, costos veterinarios y los tantos perros adultos en pensionados, nosotros seguimos haciendo hincapié en las ferias y la donación de ropa, en el reciclado como una herramienta de concientización del cuidado del ambiente que además nos permite generar algún recurso. Cuando con estos dos pilares no llegamos a saldar tratamos de coordinar un bono contribución. Tratamos de ingeniarnos y seguir generando en pos del bienestar animal”, decía Guillermo.

La rifa ofrece los siguientes premios:

– 1°: Colchón, pretal, comedero y juguetes
– 2°: Vino dulce “La Emilia”
– 3°: Pastafrola y alfajores de maicena de Pastelería “La Abuela Martha”
– 4°: Billetera y bolsita

Se pueden adquirir sus números contactándose con el Círculo mediante sus redes sociales de Facebook e Instagram. También al Alias MANOS.X.PATASLUJAN. del banco Santander Río.

Un número comprado, puede cambiar el sonido de un ladrido, hacerlo más alegre. Puede hacer que deje de doler una pata, puede hacer que no “crujan las tripas” de hambre. Un número puede acercar la historia de un animal a la nuestra. Y sabernos que estamos en el mundo de todos. Y que siempre puede ser mejor.