El Municipio puso en marcha la pavimentación de un tramo de la calle Roque de Luca, con el objetivo de mejorar la circulación vehicular y fortalecer la integración comunitaria.

Los trabajos en marcha incluyen la construcción de una cuadra de pavimento flexible con bordes libres en el tramo comprendido entre las calles Pérez y Monjardín, sobre una superficie lineal aproximada de 165 metros.

Las obras beneficiarán de forma directa al barrio Champagnat, avanzando en el objetivo de completar circuitos en un sector residencial consolidado.

Las obras son financiadas por el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires y coordinadas por la Secretaría de Obras e Infraestructura.