A raíz del recrudecimiento de la violencia de género en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) por la pandemia de coronavirus y la modificación introducida por la Ley Provincial N° 15.173 de Emergencia en Violencia Familiar, de Género y Diversidad, en la sesión ordinaria de este miércoles el Concejo Deliberante aprobó la emergencia por violencia de género en Luján.

Presentado por interbloque Frente de Todos, el proyecto de ordenanza establece en su Artículo 1° la adhesión “en el Partido de Luján a las disposiciones y los términos de la Ley Provincial N° 15173 que declara la ‘Emergencia pública en materia social de Violencia Familiar, de Género y Diversidad en la Provincia de Buenos Aires”.

A su vez, declara “la Emergencia pública en materia social de Violencia Familiar, de Género y Diversidad en el Partido de Luján por el término de dos años a partir de la sanción de la presente ordenanza”.

Por su parte, se autoriza al Departamento Ejecutivo “a disponer y reasignar las partidas presupuestarias con el fin de fortalecer la atención integral a las víctimas de violencia de género en el Partido de Luján”.

Finalmente, encomienda al Departamento Ejecutivo “incrementar y fortalecer los equipos interdisciplinarios para la atención integral de víctimas de violencia de Género en las distintas instituciones del Estado”.

Entre los considerandos, señalan que “la violencia hacia las mujeres y disidencias, es la violencia a los Derechos Humanos más frecuente, extendida y generalizada en todo el mundo”.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas “alrededor del 70 por ciento de las mujeres en todo el mundo ha sufrido violencia en el transcurso de su vida”.
En este sentido, sostienen que “el aumento de casos de violencia y femicidios acaecidos en los últimos tiempos expresa una gravísima situación de violación de los Derechos Humanos de las mujeres, quienes son víctimas de una inusitada violencia de género que se está cobrando en la actualidad la vida de una mujer cada 29 horas”.

Y añaden que “sabemos que la violencia machista se incremento en cuarentena y el confinamiento se convirtió en un infierno para miles que deben pasar las 24hs del día con sus agresores. Por ello, debemos generar una red de recursos amplia y ágil que cuente con estrategias de inversión en tiempo y forma articulada con todas y todos los efectores que trabajan en territorio”.

A su vez, consideran que “el Estado Municipal debe promover políticas públicas concretas en defensa de todas las personas que sufren distintas violencias de género; y al mismo tiempo disponer todos sus refuerzos a fin de reparar los derechos vulnerados de las víctimas”.

En tanto, remarcan que “es primordial el diseño de políticas públicas como el Plan de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de las Violencias por Motivos de Género que abarque a las mujeres y a la población LGBTIQ+. Prioriza tres cuestiones fundamentales: las violencias extremas -femicidios, travesticidios, trans feminicidios-, la autonomía económica de las personas en situación de violencia y la dimensión cultural y estructural de la problemática”.