El jueves pasado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó sin efecto una resolución de la Cámara Federal de San Martín, que había revocado una medida cautelar contra el funcionamiento de las centrales termoeléctricas de Pilar. En ese marco, ordenó dictar un nuevo fallo en base a un dictamen de la procuradora fiscal que valoró el posible daño al medio ambiente.

Las dos termoeléctricas, ubicadas en el límite con Escobar y conocidas como Matheu I y II, son foco de protestas vecinales desde hace más de tres años. Una de las demandas judiciales fue promovida por un grupo de vecinos contra Araucaria Energy SA, que también tiene su planta en Luján, en el cruce de las rutas 6 y 34.

Frente a esto, desde el grupo de vecinos denominados Luján sin Termoeléctrica entregaron este jueves una nota al intendente Leonardo Boto reiterando su pedido para la clausura definitiva de la central de nuestra ciudad.

“Ante la Sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación con fecha 3 de diciembre de 2020, que declara procedente el recurso extraordinario de los vecinos contra las termoeléctricas de Pilar y deja sin efecto la sentencia a favor de las empresas dada por la Cámara Federal de San Martín -por no haber tenido en cuenta las consideraciones ambientales según legislación vigente omitidas en el mismo, tomando como base lo opinado por la Procuradora General de la Nación-, volvemos a solicitarle su actuación ejecutiva para clausurar la termoeléctrica emplazada de forma ilegal en ruta 34 y 6, y proceder a la erradicación definitiva de ese establecimiento”, señalaron.

Y agregaron: “Siendo de la misma empresa que una de las de Pilar, Araucaria Energy, queda de manifiesto el mismo procedimiento avasallador de las normativas legales y administrativas protectoras de la salud de los vecinos y el cuidado ambiental. Entendemos el Fallo de la CSJN, a partir de la actuación previa de la Procuradora General de la Nación, como el reconocimiento de que la consideración de la defensa del Medio Ambiente y la
Salud Pública de los habitantes en cualquier lugar debe ser lo primero a tener en cuenta por sobre intereses económicos de alguna empresa que, presentados con carácter de urgente o en emergencia energética, se impusieron de facto incumpliendo la legislación vigente”.

“Como hemos denunciado en reiteradas ocasiones tanto ante el Municipio como ante el OPDS, la instalación de la industria termoeléctrica Araucaria Energy es ilegal por no haber cumplido lo establecido en las Leyes de Radicación de Industrias, de Medio Ambiente, Ordenanzas Municipales y Código de Zonificación referido a procedimientos administrativos, cumplimentación de plazos, Certificado de Aptitud Ambiental, construcción clandestina previa a autorización alguna y en zona catastral no apta, además de contrariar la Ordenanza 6224 que prohíbe instalación de industrias de 3° categoría en todo Luján desde 2013”, fundamentaron.

Por último, remarcaron que “a la luz de la actuación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que prioriza la cuestión sanitaria y ambiental, y considerando que las irregularidades cometidas por esta empresa en Luján son más graves que las acontecidas en Pilar, no hay motivos que avalen el funcionamiento ilegal de esta empresa. Es momento de que el gobierno municipal implemente las medidas necesarias para resguardar a la comunidad”.

Y a tal fin, desde Luján sin Termoeléctrica solicitaron una reunión para poder avanzar en todas estas cuestiones”.