Foto: Télam

El jefe de Gabinete de Ministros de la Provincia, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan, expusieron este martes la actualización de la situación epidemiológica y sanitaria y el estado del esquema de fases de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio en el territorio bonaerense.

Gollan señaló que en la última semana el promedio diario de casos llegó a 11.746, una cifra muy similar a la de la semana previa (cuando había sido de 11.740), explicaron desde Prensa de Gobernación. No obstante, indicó que “pensar que este resultado es suficiente para evitar el colapso del sistema sanitario es erróneo. No alcanza con que la curva deje de crecer a la velocidad que venía, es necesario que baje drásticamente. Hablar de un amesetamiento con este nivel de casos implica la saturación del sistema de salud”.

Respecto del nivel de ocupación de camas de terapia intensiva, como resultado de la cantidad de contagios, desde Provincia indicaron que “continúa en ascenso y en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) alcanza al 75,89% de las 3.160 camas existentes, con 1.628 pacientes confirmados o sospechosos de Covid-19 internados. En el interior de la provincia la ocupación crece hasta el 55,18% de las 1.312 camas existentes, con 444 pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19. Gollan destacó que las cifras de ocupación han seguido subiendo pese a que se ha aumentado la cantidad de camas”.

Gollan explicó que, en este marco, es importante que se haya avanzado con la vacunación de todo el personal de salud, ya que en caso contrario “los planteles médicos estarían diezmados y el sistema ya habría colapsado”.

El jefe de Gabinete, por su parte, presentó la situación del esquema de fases en la provincia: 40 municipios están en fase 2, 58 en fase 3 y 37 en fase 4. “El sistema de fases ha dado resultados. Hace 10 días hicimos modificaciones, en concordancia con el Gobierno nacional, para cuidar la vida de la gente, y esas medidas se traducen en un amesetamiento. Ahora debemos lograr que baje la curva de contagios”, sostuvo Bianco.

En este sentido, señaló que el hecho de que hayan dejado de aumentar los casos “es una buena noticia, pero no hay nada que festejar”. Califico de “alarmante” la alta mortalidad que hay en las terapias intensivas: “Seis de cada 10 personas que ingresan a cuidados intensivos fallecen, hay que tener conciencia de esta situación a la hora de tomar decisiones”. Por ello, agregó, el objetivo más importante es que baje la cantidad de contagios: “La única forma de que la gente no se muera en terapia intensiva es que no se contagie”.

Finalmente, Bianco destacó la necesidad de trabajar en conjunto con el Gobierno nacional y el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a partir de datos concretos, para definir las nuevas medidas a ser adoptadas a partir del 30 de abril.