Este 2022 que acaba de comenzar es un año muy especial en la historia de nuestro país. El motivo es que el 2 de abril se van a cumplir 40 años de la Gesta de Malvinas. Y por ello, a lo largo de todo el año se llevarán a cabo diversas conmemoraciones y homenajes.

En ese contexto, este lunes 3 de enero la Asociación de Veteranos de Guerra de Luján organizó una sentida conmemoración de otra fecha histórica que derivó, casi ocho meses después, en un alzamiento encabezado por un gaucho que dejó marcado su nombre a fuego.

Sucede que se cumplieron 189 años de la usurpación de las Islas Malvinas por parte de las fuerzas británicas, que desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente. Y es allí donde aparece la figura del gaucho argentino Antonio Rivero, quien enfrentó al imperialismo inglés y así surgió como símbolo de resistencia, soberanía y patriotismo.

Rivero fue un gaucho peón de campo conocido por liderar un alzamiento en las Islas Malvinas el 26 de agosto de 1833, justo el año de la ocupación británica. En la sublevación, fueron asesinados cinco empleados de Luis Vernet (gobernador argentino de las Islas) a manos de Rivero y sus compañeros, quienes estaban cansados de ser explotados laboralmente y de los excesos de autoridad.

Por tal motivo, se recuerda el 3 de enero reafirmando el derecho legítimo de nuestro país por el reclamo de soberanía en torno a la causa por la recuperación de nuestras Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes,.

En el inicio de la actividad, se dio la bienvenida a todos los presentes y un especial agradecimiento a las autoridades de diferentes instituciones de Luján, entre ellas, el intendente interino Ariel Notta; José María Caricato, de la Asociación Patria, Amistad y Servicio (PAyS), y Ana Maldonado, directora del PAMI Luján.

Luego se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y minutos después llegó el momento de una de las actividades más tradicionales y sentidas de la Asociación de Veteranos de Guerra: la Entrega de Mapas.

En primer lugar recibió el mapa de Malvinas el presidente del Club Flandria, Juan Bianchi; luego el titular del Club Luján, Maximiliano Goñi, quien entregó a la Asociación un banderín de la institución, y finalmente Ignacio Cuevas, ganador del concurso de creación del Escudo de la Asociación de Veteranos de Guerra.

A continuación, se llevó a cabo el descubrimiento de los señaladores de distancias, obra cuyo artista es Micky Rodríguez, quien además realizó en hierro los mapas de Malvinas que se encuentran en el hall de la Municipalidad, en el Hospital y en la propia Asociación de Veteranos de Guerra de Luján.

Respecto de los señaladores, detallan que las Islas Malvinas están a 1.900 kilómetros, la Antártida a 3.300, La Quiaca a 1.500, Inglaterra a 11.200 y la Virgen de Luján a tres kilómetros.

Juan Bianchi, presidente de Flandria, y Maximiliano Goñi, titular del Club Luján, recibieron los mapas de Malvinas que tradicionalmente entrega la Asociación de Veteranos de Guerra de Luján

Previo a las palabras alusivas, se leyó el decreto que lleva la firma del jefe de Gabinete, Matías Fernández, y el intendente interino, Ariel Notta, el cual declara de “Interés Municipal el acto de conmemoración donde se colocará un señalador de distancia de reafirmación de nuestra soberanía, el día 3 de enero de 2022 en la sede de la Asociación de Veteranos de Guerra de Luján”.

Tras ello, Notta trazó un paralelismo entre diversos hechos de aquella época y la actualidad. Habló de “cómo a veces los locales juegan a favor de intereses foráneos, en este caso dando inicio a una usurpación que ya lleva 189 años”. También apuntó contra “la complicidad de los medios de la época”.

Y como tercer punto se refirió a “los actos simbólicos de posesión territorial, como lo es hoy señalizar la distancia que tenemos desde nuestra patria a las Islas Malvinas. Y la de señalizar, la de poner un pie, la de poner nuestra bandera es tan importante en el ejercicio de nuestra soberanía como aquellos actos administrativos que todavía no hemos logrado”.

Y por último, dijo que “en este año que se cumplen 40 años de Malvinas” es fundamental “empezar a trabajar -además del hecho que permanentemente reivindicamos que es la memoria de nuestros combatientes, de aquellos que estuvieron en las Islas, de aquellos que no volvieron, de aquellos que perdimos tras el retorno de la guerra- en la importancia estratégica que Malvinas tiene para el desarrollo de nuestro país”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Veteranos de Guerra de Luján, Abel Rausch, sostuvo que “el paso bioceánico entre el Pacífico y el Atlántico Sur se controla desde 1833, en el momento en que se usurparon las Islas, con un agravante: hoy hay una base aeronaval inglesa. Hoy en las Islas hay más fuerzas armadas que habitantes. Transitan submarinos nucleares, aviones. Desde nuestro bendito país siempre tratamos de crear una conciencia que tiene que ver con el sentido de pertenencia sobre Malvinas y todos los espacios insulares. Pero esta pelea viene desde desde 1806 y 1807, que fueron las primeras invasiones inglesas. En uno de los pocos lugares donde corrieron a los palos y con agua caliente a los ingleses fue acá. Y yo vi morir a mis compañeros peleándose con los ingleses, entregando su vida en defensa de la Patria y de lo que es de todos nosotros”.

En esa línea, apuntó contra la entrega de las plataformas submarinas: “Se las dimos a las empresas británicas y yankees para que se lleven el petróleo que es de todos nosotros. Hay algo que no está bien, que está jodido. Que esto cambie depende de todos nosotros”.

Y recordó que durante el gobierno de Mauricio Macri “hubo un canciller que firmó un acuerdo que hace tres años y medio que el pueblo argentino y los excombatientes y todos los que murieron en Malvinas estamos esperando conocer. ¿Qué es lo que se firmó? Nadie sabe. Nadie dice nada”.

En tanto, señalando las placas de los Caídos en Malvinas, Abel Rausch remarcó que todos ellos y “Hüdepohl, Torres y Politis entregaron su vida por la Patria”. Y añadió que se cumplen “40 años que estamos peleando, discutiendo, con el apoyo de mucha gente porque solo nada se puede hacer. Mis amigos que murieron no eran pacíficos, estuvieron a la altura de las circunstancias. Y los que murieron en 1806, en 1807, en 1833, en 1845 tampoco eran pacíficos, defendían lo que consideraban que era de todos nosotros”.

Y cerró con una frase que lo caracteriza: La Patria existe, la liberación es posible, la lucha continúa. La lucha va a continuar hasta que la bandera Argentina vuelva a flamear sobre las Islas Malvinas”.

Como cierre del acto, se escuchó bien fuerte la Marcha de Malvinas.