Si algo hay que hay destacarle a los Veteranos de Guerra de Malvinas de Luján es que la Causa sigue viva gracias a la labor que emprenden las instituciones día a día para seguir Malvinizando y manteniendo intacta la Memoria.

Un ejemplo de ello es la última gestión que realizó el Centro de Veteranos de Guerra de Luján, que tal como pudo confirmar primero LUJÁNHOY, logró la llegada a nuestra ciudad de un avión de la Armada Argentina para que sea colocado en el Monumento que recuerda a nuestros Caídos.

Se trata de una aeronave GRUMMAN TRACKER S-2G de combate antisubmarino. Este avión operaba desde el portaaviones 25 de Mayo, realizando vuelos de ataque y reconocimiento.

Tal como había informado este medio, el avión finalmente llegó a nuestra ciudad este viernes alrededor de las 17, ingresando al partido por la ruta 47. Debido a que el tamaño de la aeronave superaba los niveles normales, el recorrido debió ser dirigido y escoltado por personal policial y de Bomberos Voluntarios, que iban despejando las arterias para facilitar el pasaje.

Y Luján no fue la excepción, ya que cuando llegaron hubo que reordenar el tránsito que se vio congestionado a la altura del Puente Control, a raíz de que el avión y nuestros Veteranos intentaban llegar a Grúas Huici para ser recibidos por vecinos y vecinas y, de esta manera, finalizar el recorrido.

¿Cómo fue la odisea para conseguir esta reliquia?

“El 8 de mayo se cumplió un año exacto desde ese primer contacto con quiénes hicieron que este sueño hoy sea un hecho. Todo comenzó en una reunión de la Federación de Veteranos de Guerra de la provincia de Buenos Aires donde se hicieron presentes el Jefe de la Armada y su secretario”, contó en diálogo con LUJÁNHOY el presidente del Centro de Veteranos de Guerra de Luján, Enrique Álvarez.

Justamente, el Centro de Veteranos “fue creado con el fin de ser una contención para los Veteranos y de Malvinizar. Y en este aspecto, es que ese día no podíamos dejar pasar la oportunidad para generar algo lindo para nuestro reconocimiento a la Causa. Y por ende, a nuestra ciudad. Queríamos conseguir algo que quede por siempre como un legado en nuestro querido Monumento, donde se recuerda a nuestros compañeros caídos en combate y en la posguerra”, agregó Álvarez.

En esa línea, el presidente del Centro de Veteranos de Guerra enumeró las acciones que llevaron a la concreción de este sueño: “Nos reunimos con el entonces contraalmirante Suárez del Solar, quién fuera el secretario del jefe de la Armada que nos ofreció en carácter de donación una aeronave para ser entronada junto al Monumento”.

“Desde ese día no paramos, yendo de acá para allá en medio de un país convulsionando por elecciones presidenciales dónde quien es hoy el Presidente cambió toda la cúpula de las Fuerzas Armadas y teniendo que casi volver a foja cero con las nuevas autoridades, pero no nos dimos por vencidos, seguimos y seguimos hasta que un día nos confirman que ya teníamos la Resolución donde nos confirman la donación y ahí, comenzamos a ver cómo lo traíamos”, añadió Álvarez.

Además, contó que empezaron a hablar con gente de nuestra ciudad para contarles lo que querían hacer y “mientras algunas puertas se cerraban y otras se abrían. Por suerte, tuvimos todo el apoyo del intendente Leonardo Boto y de la Asociación PAyS, entre otros, pero el apartado en esta hermosa historia también es para reconocer a Guillermo Huici -transportista de nuestra ciudad-, que de inmediato se puso a disposición para el traslado del avión desde Bahía Blanca hasta nuestra ciudad con cero costo para todos. Eso es lo que finalmente y gracias a él fue lo que logró que todo esto tenga este final feliz, ya que en pocos horas esta aeronave estará en nuestra ciudad”.

Por otra parte, Álvarez aclaró que “este avión que se nos está donando es un avión al cual hay que ponerle mucho trabajo para dejarlo en condiciones de ser expuesto, ya que viene todo desarmado. Pero lo vamos a hacer. Estamos convencidos que el trabajo más grande está a punto de ser realidad que es traerlo. Para lo demás seguiremos juntando voluntades y seguramente llegaremos a un hermoso final para que quede por siempre en un lugar privilegiado de nuestra ciudad como lo es el Monumento que recuerda a nuestro compañeros Caídos”.

Por último, agradeció “a la Cooperativa Eléctrica, que con su personal nos está haciendo la base y la estructura para colocar el avión próximamente”.

Más sobre el avión

Se trata de un avión que donó la Armada Argentina. La aeronave GRUMMAN TRACKER S-2G, que será entronizada en el Monumento que recuerda a los Caídos en nuestra ciudad, es de combate antisubmarino.

Este avión operaba desde el portaaviones 25 de Mayo, realizando vuelos de ataque y reconocimiento. Hoy en día hay un solo Tracker operativo en la Armada que cumple entre otras funciones el patrullaje en la milla 201 de nuestro mar argentino.

“El avión no es exactamente el que participó en la Guerra, pero el Tracker -el modelo en sí- estuvo en el conflicto bélico. El avión que llega a Luján es el mismo Tracker que el que participó en Malvinas y la Armada los tiene muy guardados”, agregó Álvarez.

Por último, remarcó que “para ellos, estas piezas son fundamentales porque son mellizos de los que fueron a Malvinas. De hecho, los que fueron a Malvinas, la mayoría están destrozados, solo uno está en vuelo pero los demás pasaron a desguace”.