Leonardo Boto y María Eva Rey durante la reunión con el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo. Foto: Prensa Municipal.

En el marco del Plan Nacional Argentina contra el Hambre, el viernes pasado el intendente Leonardo Boto, mantuvo una reunión con el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo.

Durante el encuentro, del que también participó la secretaria de Desarrollo Social de la Comuna, María Eva Rey, el ministro explicó cómo se implementará en nuestro distrito la tarjeta alimentaria que tiene como objetivo garantizar el derecho a la alimentación de las familias en situación de pobreza, permitiéndoles acceder a una canasta de calidad que incluya lácteos, verduras, frutas, carne y otro tipo de alimentos frescos.

La tarjeta fue lanzada en la ciudad de Concordia, Entre Ríos, en diciembre pasado. Y en febrero llegará a la Provincia de Buenos Aires. En este sentido, Boto solicitó la pronta implementación en nuestro distrito, donde se estima -según datos del ministerio- una cobertura que alcanzará a 3.400 personas.

“Más allá de garantizar el acceso a los alimentos, el Programa pone un fuerte acento en mejorar la cuestión nutricional. Por tal motivo, para recibir la tarjeta los beneficiarios y beneficiarias deberán realizar una capacitación sobre nutrición y consumo alimentario saludable, y otra sobre salud. Además, promotoras y promotores trabajarán para controlar la talla y el peso de niñas y niños y facilitarán la articulación de las políticas alimentarias con las políticas sanitarias”, señalaron desde la Municipalidad.

“Con una inversión directa cercana a los 17 millones de pesos mensuales, el Programa actuará como un gran dinamizador de la economía local y favorecerá las ventas de los comercios. En esta línea, el intendente se comprometió a realizar una adecuada campaña informativa hacia el conjunto del sector, para que los beneficios derivados del mismo tengan el mayor alcance posible”, agregaron.

La tarjeta alimentaria está destinada a madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), personas embarazadas a partir de los 3 meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH. Solamente los titulares de las tarjetas podrán realizar las compras, de las cuales quedan expresamente excluidas las bebidas alcohólicas.