El intendente Leonardo Boto brindó esta mañana el discurso de Apertura de Sesiones Ordinarias del Concejo Deliberante. En ese marco, se refirió a diversas problemáticas, entre ellas, la Emergencia Alimentaria, la asistencia a comedores y merenderos y la gestión de los subsidios en casos de personas en situación de calle.

“Entre nuestras primeras acciones de gobierno, pusimos en marcha el Comité de Crisis creado por Ordenanza Municipal en 2019 en el marco de la Declaración de la Emergencia Alimentaria. A partir de esta tarea, se avanzó en un exhaustivo relevamiento de la asistencia del Municipio junto a comedores comunitarios. Tenemos que coordinar esfuerzos y llegar a los lugares donde más se necesita la presencia del Municipio. Antes que nada, asumimos lo que nos es propio, por ello, estamos trabajando para fortalecer los comedores municipales. A partir de ahora el Municipio será protagonista de la lucha contra el hambre”, afirmó.

“Estamos próximos a presentar un nuevo programa de seguridad alimentaria y ya se amplió la asistencia a vecinos en situación de pobreza extrema; pasando de 3000 bolsas de productos secos y 400 vales de productos frescos, a 4000 bolsas de productos secos y 500 vales de productos frescos. En este mismo sentido, se incorporaron nuevos comedores y merenderos que venían solicitando asistencia a la gestión anterior; se pasó de 50 a 60 comedores y merenderos y se trabajó con Entidades Intermedias en la elaboración de un registro municipal de los mismos”, detalló.

Asimismo, recordó que “durante el jueves 20 y viernes 21 de febrero entregamos junto al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación 3052 tarjetas AlimentAR, un paso fundamental para avanzar en una consigna que debe ser la base de solidaridad y compromiso de toda la comunidad. Queremos hambre cero en el Partido de Luján. Esta es una de las políticas más importantes de los últimos tiempos en materia de seguridad alimentaria, un compromiso de nuestro Presidente Alberto Fernández que vamos a acompañar y ayudar a fortalecer”.
En esa línea, sostuvo que “mensualmente, la implementación de la tarjeta AlimentAR representa 17 millones de pesos que se van a invertir de manera directa en la compra de alimentos. Para complementar esta cadena y fortalecer el mercado minorista, en los próximos días estaremos presentando un programa de comercios amigables”.

Además, remarcó que “se recuperó la gestión de los subsidios en casos de personas en situación de calle, por necesidades básicas insatisfechas y sin cobertura de salud. Esta cobertura estaba detenida desde el mes de septiembre de 2019. Es nuestra prioridad dar una respuesta administrativa más rápida, entendiendo que se trata de situaciones se urgencia, que no pueden esperar el paso de una lenta burocracia y requieren un proceso cada vez más ágil y eficiente”.

También informó que “se reactivaron los subsidios de entrega de materiales en caso de incendios y enfermedades graves. Al mismo tiempo, se reorganizó la presencia de Trabajadoras Sociales en barrios, fortaleciendo aquellos de mayor complejidad que estaban descubiertos o con baja cobertura. Durante el mes de enero y febrero se incrementó la asistencia alimentaria a personas en vulnerabilidad. Y el Municipio volvió a asistir a personas con necesidades de traslados a hospitales de mayor complejidad en vehículos municipales o por sistema de carga de Tarjeta SUBE”.

Por otra parte, subrayó que “se aprobaron y están al cobro pensiones municipales por discapacidad para quiénes no tienen ningún tipo de ingreso. Se reorganizó el Taller Protegido de Producción Municipal a partir de una nueva coordinación y actividades para fortalecer la inclusión laboral de los 16 talleristas que asisten a diario”.

Y también “se continuó la articulación con el Consejo Municipal para Personas con Discapacidad y se está trabajando con la Dirección de Entidades Comunitarias para formalizar nuevas instituciones vinculadas al tema. Se actualizaron los talleres que se ofrecerán durante el año en la Casa de la Juventud, priorizando la demanda de la población joven en situación de vulnerabilidad. También, nos encontramos trabajando en la descentralización de actividades deportivas y recreativas en barrios y localidades y en el pronto lanzamiento de Luján Educa, un programa de alto impacto territorial orientado a las infancias”, detalló.

Violencia de Género y Niñez y Adolescencia

En el marco de la atención, asesoramiento y acompañamiento de mujeres y disidencias que atraviesan situaciones de Violencia de Género, Boto expresó que “se amplió la atención a otras formas de violencia”.

Al respecto, manifestó que “a través del dispositivo Nuevas Masculinidades, se trabaja con hombres que ejercen o hayan ejercido violencia hacia sus parejas o exparejas y sus hijas e hijos. En cumplimiento de la normativa local vigente, se realizan capacitaciones con Perspectiva de Género en la formación profesional de conductores de autotransporte público y privado de pasajeros; en tanto, se prevé comenzar con las capacitaciones de Ley Micaela”.

Y añadió que “se está implementando el protocolo contra la violencia de género en el ámbito municipal; se participa de la Mesa Local de Violencia, que reúne a instituciones y organizaciones de Luján que trabajan la temática, y se dio inicio a la campaña gráfica contra el acoso callejero y en el mes de marzo comenzarán las capacitaciones para referentas en género en bares y boliches para prevenir violencia en la nocturnidad”.

Por último, el intendente dijo que “se formalizó la condición laboral de casi el 50 por ciento del personal del área de Niñez, Adolescencia y Juventud, que se encontraba trabajando en condiciones de externa precariedad y en situaciones de altísima complejidad como en la Casa de Abrigo y el Programa Envión”.