Foto: Prensa Municipal

Funcionarios del Departamento Ejecutivo se reunieron con autoridades de los gremios que representan a los empleados municipales, con el propósito de analizar el conjunto de medidas preventivas implementadas por el Municipio para “proteger la salud e integridad de los trabajadores y trabajadoras que se encuentran activos durante la cuarentena”.

El encuentro tuvo lugar el miércoles por la mañana y contó con la participación de Facundo Romero, director de Recursos Humanos; Adrián Feijoo, director de Defensa Civil; Matías Ledesma, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE); Gabriel Morales, del Sindicato de Empleados Municipales de Luján (SEML), y Mauricio Chimino, del Sindicato de Trabajadores Municipales de Luján (STML).

En primer lugar, se compartió un diagnóstico de la situación actual y se repasaron las medidas que tomó el gobierno municipal desde el inicio de la Emergencia. “También se hizo una puesta en común sobre conceptos claves como las definiciones de caso sospechoso y caso positivo, y cuál es el procedimiento a seguir en caso de que se detecten, y a quiénes se consideran contactos estrechos”, señalaron desde la Comuna.

Más tarde, los funcionarios brindaron detalles sobre el protocolo de medidas preventivas de seguridad y recomendaciones que se está implementando en las distintas dependencias comunales con los trabajadores que se encuentran prestando servicios, de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Salud de la Nación.

En este sentido, precisaron las acciones impulsadas para garantizar la higiene de los espacios y elementos de trabajo, así como las medidas de cuidado personal y distanciamiento social que deben observarse.

En relación a las medidas generales, destacaron “el lavado frecuente de manos durante la jornada con un período máximo de 2 horas o como mínimo 4 veces en la jornada laboral; evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca; utilizar tapa boca nariz o barbijo en todo momento; no compartir elementos de uso personal; desinfectar elementos de uso compartido antes y después de usarlos; mantener espacios lo más ventilados posibles; y mantener el distanciamiento social, entre otras”.

A su vez, en el Palacio Municipal se dispuso la colocación de separadores plásticos en todos los mostradores de atención al público, y se aplica alcohol en las manos de todas las personas que ingresan al edificio. También se incorporó un termómetro que permite medir la temperatura a distancia.

Por último, se constituyó una mesa de seguimiento que se reunirá de manera semanal para monitorear la evolución epidemiológica y en función de ello ajustar el protocolo. En ese sentido, “se invitó a los gremios a colaborar, aportando sugerencias de sus afiliados para mejorar el dispositivo generado hasta el momento”, completaron.