Desde la semana pasada, vecinos de diversos barrios vienen reclamando por la falta de agua en los hogares. Los primeros en manifestar su descontento fueron los habitantes de Ameghino, Lanusse y Villa del Parque, que no es la primera vez que les sucede.

Pero en los últimos días, el problema se trasladó a San Bernardo, El Mirador, Parque Esperanza, Hospital, Parque Lasa, Zapiola y zona céntrica, entre otros sectores.

Y si bien este domingo desde la Municipalidad anunciaron que personal de la Secretaría de Servicios Públicos, Obras e Infraestructura, en conjunto con la Cooperativa Eléctrica, realizaron las tareas de reparación hasta después del mediodía y que eso comenzó a normalizar el servicio en distintas zonas afectadas, la ausencia del servicio esencial persiste y se expande.

Esto generó aún mayor malestar en los vecinos, que no ocultaron su enojo a través de las redes sociales y cadenas de WhatsApp, exigiendo al Municipio que garanticen el agua potable en los barrios hasta que se solucione.

“En la calle Almirante Brown, entre Sarmiento y General Paz, subsiste el problema de falta de agua y el número telefónico para reclamar está fuera de servicio. Llevamos más de 24 horas sin agua”, sostuvo Serafin, vecino de la zona céntrica.

Mientras que Mauricio, un habitante del barrio El Mirador, expresó que “lo que el Municipio salió a decir es todo mentira. Anoche, a pesar de las reparaciones, seguíamos sin agua en este barrio”.

Otra vecina cercana a la Escuela Comercial, , Mabel, también relató que “no hay agua acá tampoco”.

“Son muchas horas sin agua y más en medio de una pandemia. La mayoría de los vecinos trabajamos y se nos hace muy difícil entrar y salir sin poder higienizarnos como debemos hacerlo”, sostuvo Patricia, también vecina del barrio El Mirador.

Por su parte, Valeria De Haro, referente del barrio Lanusse, comentó que “el agua se corta a cada rato, a veces pasamos días sin agua. Es indispensable para la vida y en especial en pandemia donde uno de los cuidados más efectivos es el lavado de manos. Llamamos y cuando nos responden, siempre es una bomba distinta la que están arreglando. Podrían acercar agua con camiones cisternas mientras persiste el problema, pero nada”.

Mientras que la referente de Izquierda Socialista y vecina del barrio Ameghino, Daniela Cooper, comentó que “esta situación no es algo nuevo pero se está agravando día a día y eso que aún no llegaron los días más calurosos. El intendente Leonardo Boto es el responsable de solucionar este problema a les vecinos. Por eso le exigimos las obras públicas necesarias para solucionar de manera definitiva el problema de la falta de agua, situación que se repite todos los años”.